Suelo con nutrientes mejora producción

Un estudio realizado por el Centro de Investigación Agrícola Tropical (CIAT) en la localidad de Mairana señala que el suelo requiere de nutrientes para mejorar producción, y la falta de éstos se refleja en un deficiente rendimiento de los cultivos.

En el Día de Campo organizado por el Centro de Investigación Agrícola Tropical, el subgobernador dela Provincia Florida, Ariel Zeballos, dijo que Mairana en su momento fue reconocido como la capital maicera de Bolivia.

El Director del CIAT, Luis Ernesto Hurtado, explicó que el objetivo del evento fue mostrar a los productores los resultados de las investigaciones en manejo de fertilización para el cultivo de maíz en los valles.

«Hemos comprobado a través de estudios de suelo que se tiene baja fertilización, debido a la falta de nitrógeno, potasio, azufre y fósforo; un buen manejo de nutrición del suelo permitirá al productor alcanzar rendimientos elevados, sostenibilidad en el tiempo e ingresos económicos positivos», complementó

CIAT en el Día de Campo presentó resultados de fertilización en maíz con urea, fósforo, potasio y azufre, y explicó a los productores sobre los beneficios que conlleva la incorporación de estos elementos en la producción agrícola.

La actividad contó con la firma de un Convenio con el Instituto Tecnológico de Mairana para la realización de prácticas, trabajos de grado y que los estudiantes se profesionalicen en las distintas áreas del CIAT.

Asimismo se entregó al municipio nuevos estudios de suelo para futuras investigaciones, además de exhibir la variedad de maíz «Chané 31», adaptado para los Valles Cruceños y resistente a enfermedades.

MAÍZ

Por su parte, Edgar Orquera, responsable del «Programa Maíz» del CIAT, explicó que el desarrollo y la producción de ese grano depende de la disponibilidad de nutrientes en el suelo, es una especie con alta producción de biomasa y requiere altas cantidades de nitrógeno.

“En los estudios realizados en Mairana, se ha demostrado que si solo se aplica nitrógeno en los suelos -y no los otros elementos: fósforo, potasio y azufre- el rendimiento del cultivo será deficiente, por lo tanto recomendamos al productor hacer una fertilización combinada» , afirmó.

Asimismo, Everth Ríos, investigador del Programa, argumentó que estas investigaciones mostraron que la urea se debe aplicar de forma fraccionada. Una primera parte en la siembra y la otra cuando la planta tenga 6 hojas; cuando llegue a la floración comienza a estabilizarse y a partir de ello necesita otros nutrientes como es el fósforo, el potasio y azufre.

«Hemos aplicado de 62 hasta 125 kilos de nitrógeno por hectárea, teniendo muy buenas respuestas en aspecto de grano y mazorca», explicó.

CLORURO DE POTASIO

Entre tanto, Víctor Choque, técnico del Instituto de Investigación Agrícola “El Vallecito” de la Universidad Gabriel René Moreno (UAGRM), mostró en la ocasión, la fertilización en maíz con cloruro de potasio, basados en los estudios de suelo que realizó el CIAT en la zona.

«El nutriente (cloruro de potasio) fue entregado por la Corporación Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) que tiene su base en el Salar de Uyuni. Realizamos las pruebas con el Híbrido de maíz DK 392 para ver el efecto de este fertilizante en nuestros Valles, las dosis que aplicamos dieron resultados evidentes, para mejorar el cultivo de maíz».

El Diario.

Publicidad