Subgobernador sollozó ante desorden durante cuarentena

20

Angustiado por el incumplimiento de la cuarentena, el subgobernador de la provincia Caranavi, Enrique Trujillo, se quebró en lágrimas y manifestó que ante la situación incluso considera separarse de su familia para evitar ponerla en riesgo de contagio, debido a la exposición en que se encuentra por las tareas que desarrolla.

El subgobernador lamentó la falta de cumplimiento de la cuarentena en su región y aseveró que ese desorden es otro “virus” que afecta a la población, reportó el periodista Justo Carpio para la Red Erbol.

“La cuarentena a la que hemos entrado, ¿quién cumple? Por eso yo siempre voy a decir que tenemos dos obstáculos: uno que es el virus de la pandemia del coronavirus y el otro, que nunca nos va a abandonar, es la desobediencia y del desorden”, manifestó.

Señaló que, ante esta situación, en la que él está encargado de hacer cumplir la cuarentena, está considerando quedarse a dormir en su oficina, para no llevar el virus a su hogar.

“Voy a tomar la decisión de tal vez separarme de mi familia, para no exponerles a ellos. Quiero que entienda la población entera, porque imagínense una contaminación de estas voy a arriesgar a mi familia y en eso no estoy. Entonces seguramente voy a tener que venirme a dormir a mi oficina”, dijo con la voz entrecortada.

La autoridad se manifestó después de la reunión del Comité de Emergencias local, en la cual se determinó pedir que Caranavi sea clasificada en el rango medio de riesgo de coronavirus, debido a que en el primer ranking emitido por el Gobierno se le ubicó en la categoría de riesgo alto.

El Diario