Sospechan que red de tráfico de fármacos todavía opera

Autoridades del Ministerio Público y la Policía informaron que la red de tráfico de medicamentos es “bastante grande” y aún no ha sido desarticulada en su totalidad. Indicaron que no descartan que esta organización criminal continúe operando en el país.

“Se está tras la pista de estas personas . Se trata de una organización ‘bastante grande’”, dijo el fiscal del caso, Marcos Villa.

Villa advirtió que para no entorpecer las pesquisas no dará mayor información sobre este caso. “Por lo pronto se enviaron los requerimientos (fiscales) y aún no tenemos la respuesta”, dijo.

El Ministerio Público y la Policía informaron que aún continúan con las investigaciones para dar con los cabecillas y otros integrantes de esta red delictiva. “Por el momento nos estamos circunscribiendo a las personas que están ligadas al comercio ilegal y a la producción (en esta red criminal)”, dijo Villa.

Según la Policía, se sospecha que esta red de falsificadores seguiría funcionando y por esa razón se continuará con los operativos.

Ayer en la tarde, la Policía realizó un operativo en un puesto y depósito en el mercado La Tablada, donde se aprehendió a dos personas por vender fármacos de dudosa procedencia y a una persona por agredir a las autoridades.

Según el jefe de la División Corrupción Pública de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de La Paz (FELCC), Luis Guarachi, en este operativo se decomisaron medicamentos “parecidos a los hallados en Desaguadero”, más de 400 mil bolivianos y documentos de cuentas bancarias.

El director de la FELCC, Johnny Aguilera, dijo que “apuntan a los distribuidores” e indicó que es posible que éstos continúen ofreciendo las medicinas a través de pequeños negocios.

En los últimos días la Policía descubrió una red de falsificadores de fármacos luego de realizar operativos en la localidad fronteriza de Desaguadero y en la avenida Buenos Aires, de la ciudad de La Paz. De todas las intervenciones, la FELCC logró la detención de 13 personas implicadas en esta organización criminal. Entre los aprehendidos están operadores, distribuidores y profesionales farmacéuticos.

Según la investigación preliminar, algunos de los fármacos eran incluso fabricados con bicarbonato y harina.

El miércoles se allanó una casa ubicada en la avenida Buenos Aires (zona Obispo Indaburo), donde se encontraron bolsas con adhesivos para medicamentos y cajas de varios fármacos.

En la audiencia de medidas cautelares, que se realizó ayer, la justicia determinó detención preventiva en la cárcel de las tres personas acusadas. “Fueron imputados por la presunta comisión de los delitos de organización criminal, delitos contra la salud pública y enriquecimiento ilícito con afectación a particulares”, declaró Villa.

El fiscal del caso reveló ayer que los medicamentos “falsos o de dudosa procedencia” eran distribuidos en clínicas y farmacias ilegales. “Los mismos eran reingresados desde Desaguadero, por eso se hizo el operativo en esa localidad. También tenemos elementos para determinar que eran distribuidos a consultorios ligados (a esta red), donde se realizaban abortos ilegales”, afirmó Villa e indicó que también vendían estos productos en farmacias clandestinas.

En los allanamientos y operativos, las autoridades encontraron tarjetas de médicos. La Fiscalía evaluará si los profesionales son citados a declarar en el transcurso de los siguientes días.

El fiscal departamental de La Paz, William Alave, consideró que la investigación debería ampliarse a otras entidades que no realizaron los controles en la venta de las medicinas, como al Servicio Departamental de Salud (SEDES) y de la Agencia Estatal de Medicamentos y Tecnologías en Salud (Agemed).

“Haremos una investigación sobre incumplimiento de deberes, porque no sólo sancionaremos a los que trafican con medicamentos, sino a los que no controlan de manera efectiva”, declaró Alave a la red Unitel.

Las reacciones

1 El presidente Evo Morales calificó ayer el delito de falsificación de medicamentos como un atentado criminal y pidió dar con los responsables. “La falsificación de medicamentos es un atentado criminal contra nuestro pueblo. La investigación de este delito debe seguir hasta dar con los responsables y aplicarles las sanciones más drásticas y ejemplarizadoras. Poner en riesgo la salud es atentar contra la vida”, expresó en su cuenta de Twitter.
2 Los medicamentos que fueron falsificados con harina, maicena, bicarbonato, cemento y añelina pueden producir enfermedades gastrointestinales, diarreas y alergias, entre otras afecciones, según los especialistas.

CNS niega que compre medicamentos de red de falsificación

Página Siete / La Paz

El gerente de la Caja Nacional de Salud regional La Paz, William de la Barra, descartó ayer la posibilidad de que esa entidad haya adquirido algún producto de la red de falsificación de medicamentos.

La autoridad aseguró que la compra de fármacos se hace previa licitación pública y en grandes cantidades. “Estamos 100% seguros de que los medicamentos falsificados no entraron a la CNS porque nosotros no compramos de Desaguadero o la calle”, explicó De la Barra.

Según la autoridad de la CNS, se sigue todo un procedimiento de compra. “Hacemos licitación y las empresas que nos venden son serias y hace muchos años nos proveen de medicamentos”, declaró el ejecutivo.

En uno de los primeros operativos que realizó la Policía se encontró varios medicamentos de la red de falsificadores con sellos de la CNS.

En esa ocasión, la Policía se comunicó con el gerente general de la CNS, quien negó que los productos sean de propiedad de la institución.

De la Barra afirmó que la entidad aseguradora no vende ninguno de sus medicamentos. “Si utilizan el nombre de la institución, nosotros nos convertiremos en parte querellante de estos señores por usar el nombre de la entidad para cometer estos delitos”, sostuvo.

La autoridad negó que se pedirá a los asegurados no comprar medicamentos de la calle. “Normalmente, la CNS da el 100% de la medicación y no hacemos que nuestros beneficiarios compren de la calle. Eso es falso, toda la medicación es de la CNS. Si ellos adquieren de la calle, es bajo su propia responsabilidad. Pero no creo que haya un asegurado que compre de la calle”, afirmó.

Pagina Siete.