Sentencian a 30 años de cárcel a homicida de chofer en Cochabamba y cómplice se fuga

Un juez fijó una pena de 30 años de presidio contra Jhonny Villca Rojas, de 20 años de edad, por el homicidio del chofer Gróver Meneses en el municipio de Villa Tunari; mientras que su cómplice Nelson Vallejos Figueroa, de 18 años, se fugó cuando se hacía la reconstrucción del hecho de sangre, informó el jueves el abogado del Servicio Plurinacional de Asistencia a la Víctima en Shinahota, Juan Carlos Acarachi.

«Se ha dictado una sentencia condenatoria de 30 años sin derecho a indulto conforme menciona el Código Penal», dijo a los periodistas.

Recordó que ese hecho se registró el 29 de junio luego de que la víctima salió de su casa con su vehículo para trabajar en el transporte público, el motorizado fue visto en exposición en una autoventa un día después y lo autores del homicidio y el robo fueron aprehendidos en la localidad de Eterazama.

Según Acarachi, Villca Rojas se sometió a un proceso abreviado tras reconocer la autoría de lo sucedido, en el marco de una audiencia de medidas cautelares que se realizó en las dependencias de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural, del municipio de Chimoré.

«Con todas las pruebas que se ha recolectado se ha evidenciado que fue el autor principal del hecho de sangre», sostuvo.

Explicó que el cómplice de ese hecho, Vallejos Figueroa, se dio a la fuga ayer, miércoles, y es buscado por un contingente de efectivos de varias unidades policiales que se trasladó al trópico de Cochabamba.

«La Policía Boliviana se está movilizando y, asimismo, ya seguramente nos dará el paradero del sujeto», agregó.

Según fuentes oficiales, la víctima del caso dejó en la orfandad a dos niños.

ws/kpb/ ABI

Publicidad