Senasag fortalece acciones de seguridad alimentaria en el país y distribuye productos a personas de escasos recursos durante la cuarentena

35

El director nacional del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), Humberto Coelho, informó el miércoles que esa institución repartió gratuitamente más 1.300 pollos a familias de escasos recursos en barrios alejados del municipio de Guayaramerín, del departamento del Beni.

«Son 165 cajas de aproximadamente en cada caja van de 8 hasta 10 pollos, las cajas son de 20 kilos, más o menos se han repartido 1.300 pollos, se ha dado a uno por persona en los barrios más pobres y alejados de Guayaramerín», informó a la ABI.

Detalló que esos productos fueron decomisados cuando querían ingresar desde Brasil a Bolivia por la vía del contrabando y en obediencia a las leyes se repartieron a las familias más necesitadas.

«La información que tengo del puesto de control de Guayaramerín es que decomisaron cajas de pollo y como nosotros no tenemos el ambiente necesario para mantener esto refrigerado porque estos productos vienen refrigerados desde Brasil, entonces nos vemos obligados a hacer entrega de estos productos a gente que más lo necesita, por ejemplo al asilo de ancianos, al hogar de niños y esta última entrega fue a la gente que más lo necesita», resaltó.

Aclaró que la entrega de esos productos fue coordinada con las juntas vecinales, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) y con la alcaldía de Guayaramerín.

Coelho informó, asimismo, que el Ejército decomisó el martes otros productos que trataron de ser ingresados por contrabando en el municipio de Viacha, del departamento de La Paz, entre ellos frutas y mariscos, los cuales fueron sometidos a un análisis de sanidad.

«El Ejército coordina con el CEO, se lleva al Senasag, que hace la inspección y verificó el los mariscos estaban en mal estado, pero también había fruta y eso se ha distribuido», complementó.

En ese marco, destacó que el Senasag continúa trabajando en las fronteras del país para velar por la seguridad alimenticia sanitaria de los bolivianos, pese a la cuarentena decretada por el Gobierno nacional para evitar la propagación del coronavirus.

«El servicio no ha parado, si bien no estamos saliendo a la vía pública, pero nuestros técnicos en frontera siguen trabajando porque son compromisos internacionales que tenemos que cumplir, las importaciones y exportaciones en el tema alimenticio no ha parado, constantemente por los puertos que son legalmente autorizados ha estado pasando la mercadería», concluyó.

kpb/VCT ABI