Senador del MAS pide a Mesa no hacer campaña electoral con mentiras sobre la deuda externa

La Paz, 19 sep (ABI).- El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Rubén Medinaceli, pidió el jueves a Carlos Mesa, candidato presidencial por Comunidad Ciudadana (CC) no hacer campaña política con mentiras sobre la deuda externa de Bolivia.

    «Hablar de estos temas es muy sensible para los bolivianos, no con una campaña electoral vamos a tratar de mentirles a los bolivianos hacerles creer cosas que no están correctas en el ámbito nacional», mencionó a los periodistas.

    En los últimos días, Mesa en su cuenta en Twitter se refirió al tema y dijo que el MAS está dejando la deuda externa más alta de la historia que supera los 10.000 millones de dólares.

    Medinaceli indicó que Mesa debe revisar los datos económicos para emitir «criterios válidos» que orienten a la población, además mencionó que entra en contradicción con su acompañante de fórmula Gustavo Pedraza, quien dijo que la deuda externa actual «es razonable».

    El senador manifestó que las campañas electorales no tienen que «asustar a la gente», como pretende CC, por el contrario, tienen que ayudar a la población con «información real».

    «Estos valores de deuda externa hay que relativizarlos no podemos tomar el valor absoluto, no podemos decir que el 2005 era 5.000 millones de dólares y ahora se duplicado a 10.000 millones de dólares», señaló.

    El legislador oficialista explicó que el monto de la deuda externa hay que contrastarlo con el Producto Interno Bruto (PIB), es así que la actual deuda representa el 25% y no el 50% como en 2005.

    «Hay que relativizar ese número con algún referente, y ese referente es el Producto Interno Bruto que era 10.000 millones en 2005, que nuestra deuda era superior al 50 por ciento y ahora valemos 40.000 millones de dólares y nuestra deuda externa es del 25 por ciento en números redondos porque ni siquiera llega al 25 por ciento», precisó.

    Por su parte, el senador del MAS, Ciro Zabala, dijo que se observa contradicciones al interior de Comunidad Ciudadana.

    «No sabemos cómo trabajan, imagínate como trabajarán en el futuro, que uno va ser el presidente y el otro va ser el vice (vicepresidente), no se entiende lo que dice, lo que sí es bonito la respuesta que ya se le ha hecho que se fije (Mesa) en porcentajes, no sabe los porcentajes de su historia, que se fije la deuda externa cuando estaba él en el Gobierno», cuestionó.

    En 2004, durante el Gobierno de Carlos de Mesa (2003-2005) la deuda externa de Bolivia llegó a 5.046 millones de dólares, lo que significó el 50 por ciento respecto al PIB, 10 por ciento menos que los 5.772 millones de dólares que alcanzó la administración de Hugo Banzer (1971-1978) cuando se registró un nivel récord.

    A mayo de 2019, de acuerdo con datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el saldo de la deuda externa pública fue de 10.302 millones de dólares y en porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) representó 23,6%, muy por debajo de los límites fijados por organismos internacionales, que destacaron la sostenibilidad a diferencia de gestiones anteriores a 2006.
asc/ma                    ABI

Publicidad