Senador del MAS pide a médicos abrirse al diálogo y construir una Ley General de la Salud

El senador del Movimiento Al Socialismo (MAS), Ciro Zabala, pidió el martes al Colegio Médico de Bolivia abrirse al diálogo y construir en consenso una Ley General de la Salud, que regule, entre otras cosas, el derecho a la huelga del sector.

«Ya hemos propuesto varias veces que se lleve adelante la Ley General de la Salud, una ley que ya la tienen muchísimos países, nosotros no», dijo luego que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) prohibió las huelgas indefinidas en salud y pidió a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) una ley para regular las protestas del sector.

«El derecho a la huelga es una derecho del ser humano porque tiene que haber alguna forma de defenderse (…), pero la salud es un derecho inalienable, un derecho fundamental, imprescriptible», complementó.

Los afiliados al Colegio Médico de Bolivia cumplen desde el 19 de agosto una huelga indefinida en demanda de la incorporación de ese sector a la Ley General del Trabajo, de mejores condiciones para implementar el Sistema Único de Salud (SUS), de la institucionalización de cargos a través de convocatorias públicas y de la abrogación de la Ley de Prioridad de la Caja Nacional de Salud (CNS), entre otros puntos.

El senador del MAS señaló que ese es un «tema complejo» porque es difícil encontrar consensos en medio del proceso electoral que vive el país por los comicios generales del octubre próximo.

«Obviamente en época eleccionaria, en época en que se están jugando tantos intereses (…) se hace muy conflictivo poder decir a partir de mañana véase (la ley). El ideal debería ser que volvamos al diálogo, pero lamentablemente no hay diálogo cuando alguien es sordo», apuntó.

Zabala exhortó a los médicos a deponer las posiciones beligerantes y restablecer la atención a los pacientes, mientras se construye de forma paralela una normativa para garantizar el derecho a la salud y también a la huelga.

«Hay que declinar ciertas posiciones de los dos lados y hagamos lo mejor que sirva para nuestra población. Sin salud no hay posibilidad de progreso», dijo.

rm/ma ABI

Publicidad