Se reduce más brecha entre depósitos y créditos

Los márgenes entre depósitos y créditos se achican cada año más, según información de la Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) así como datos del Banco Central de Bolivia, y al parecer la tendencia no se modificará en lo que va del año.

Tanto la información de ambas entidades muestran que la brecha tiene una tendencia a reducir, y por ello disminuir la liquidez en el mercado, aunque las autoridades del sector ya implementaron algunas medidas para inyectar mayores recursos al mercado nacional.

Sin embargo, un boletín de prensa de la ASFI a marzo, señala que los depósitos del sistema financiero nacional crecieron en un promedio de 12% en los últimos cinco años, pasando de Bs 106.581 millones en febrero de 2014 a Bs 176.482 millones en febrero de 2019.

El crecimiento de los depósitos también generó mayor liquidez en el sistema financiero, cuya posición favorable se mantiene, pues a febrero de 2019 se cuenta con efectivo suficiente, Bs 54.000 millones, para hacer la devolución de depósitos a corto plazo en un equivalente del 59% si fuese necesario, así como para la otorgación de créditos, siendo que en los países de la región este mismo indicador se sitúa en alrededor del 40%.

Si analizamos la brecha entre depósitos y cartera, como un indicador de los recursos prestables, se observa que, sin considerar a las Instituciones Financieras de Desarrollo, cuyas colocaciones no se financian con depósitos, esta alcanza a Bs 9.000 millones, monto que permite mantener la dinámica de las operaciones de las entidades financieras.

Las entidades financieras, además de las captaciones, cuentan con otras fuentes de recursos para realizar colocaciones de cartera. Entre estos mecanismos de fondeo de las entidades se encuentra el financiamiento a través del mercado de valores (alrededor de Bs 5.000 millones a febrero de 2019), la capitalización de utilidades (considerando las utilidades obtenidas en 2018 se espera que se capitalice alrededor de Bs 900 millones en 2019), el financiamiento obtenido del exterior (a febrero asciende a un monto de Bs 346 millones) y las inversiones en el exterior que a febrero de 2019 representan alrededor de Bs 4.800 millones ($us 700 millones), parte de los cuales podrían retornar al país, para apoyar la colocación crediticia.

Mientras la cartera de créditos se sitúa en más de Bs 174.000 millones a marzo, cuatro veces más al valor registrado en 2010, en tanto que los depósitos y el patrimonio casi triplicaron su valor con relación al mismo período, alcanzado los Bs 177.527 millones y Bs 19.083 millones.

El Diario.

Publicidad