Se eliminará la publicación de edictos penales, afirma Borda

El presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda, aseguró ayer que sólo se busca eliminar la obligación de publicar en medios impresos los edictos de índole penal, no así los edictos del ámbito civil, familiar y otros.

“Se estableció sólo en el ámbito del derecho penal; no es todo edicto, porque la ley sólo modifica el Código Penal. (El área) civil, familiar, se mantendrá por edicto. Es más, nosotros hemos aprobado un código de modificaciones a la adopción, ahí decimos que la publicación de edictos será en un medio escrito”, explicó Borda.

El Proyecto de Abreviación Procesal Penal, en su artículo 165, referido a la notificación por edictos, establece: “Los edictos serán publicados, sin ningún costo para las partes, a través del sistema informático de gestión de causas, en el portal electrónico de notificaciones del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio Público”.

Esa disposición fue calificada por la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) como un nuevo “golpe financiero” a los medios impresos, que ya se ven afectados en sus ingresos por más de 10 normas que obligan a los medios a publicar, de forma gratuita, avisos y campañas gubernamentales.

Ante ese criterio, el diputado Borda dijo que invitó, para este lunes, a los representantes de la prensa escrita para que expongan sus observaciones, para arribar a un “acuerdo” antes del tratamiento de la norma en el pleno de Diputados. “Fundamentalmente para que nos hagan conocer sus preocupaciones”, manifestó Borda.

Frente a ese anuncio, el director ejecutivo de la ANP, Franz Chávez, señaló que los diarios afectados por 1as normas que disponen la publicación de avisos gratuitos, y “alarmados por otra disposición que suprime la publicación de avisos judiciales (edictos), aguardan la reunión con la expectativa de un cambio de políticas en relación a los medios de información”.

Chávez sostuvo que “tras 10 años de asfixia financiera, es destacable el interés del Gobierno y de algunos legisladores por atender las preocupaciones del sector”.

El proyecto de Abreviación Procesal Penal fue aprobado con modificaciones por el Senado, instancia que lo devolvió a Diputados para su tratamiento; de sufrir nuevas reformas, el documento deberá ser analizado por el pleno del Legislativo.

El tratamiento del proyecto en el pleno de la Cámara Baja está previsto para la próxima semana.

Al respecto, Borda explicó que con la disposición de los edictos sólo se busca acelerar los procesos, pues por esperar la publicación, para declarar rebelde a un acusado, un juicio se paraliza hasta meses.

“Quien publica generalmente los edictos es la misma gente, las víctimas. Muchas veces hay delitos de índole penal como una violación y es la afectada, la violada, la que debe pagar la publicación de un edicto, para que sea declarado rebelde el imputado. Independientemente de que victimizas, también le exiges que tenga recursos económicos”, manifestó Borda.

En lugares donde no hay internet

El Proyecto de Abreviación Procesal Penal, en su disposición transitoria décima, establece que en aquellos lugares donde no exista el servicio de internet, las actuaciones continuarán realizándose por fuera del sistema informático.

“Donde no existiera o no estén disponibles los servicios de conectividad efectivos por parte de los operadores de telecomunicaciones, las actuaciones de la Policía Boliviana en la investigación de los delitos, del Ministerio Público y del Órgano Jurisdiccional continuarán realizándose por fuera del sistema informático de gestión de causas”, establece el proyecto.

La propuesta también establece que en las capitales de departamento y municipios, con población igual o mayor a 50.000 habitantes, las herramientas tecnológicas, las notificaciones electrónicas y otras serán implementadas en un plazo no mayor a 90 días calendario para la habilitación de los buzones de notificaciones y la firma digital.

Y en 120 días deberá consolidarse la “informatización” de las ventanillas únicas de atención y registro de audiencias.

Pagina Siete.