Santa Cruz reporta 2 muertes por influenza y suman ya 11 en el año

Una mujer de 52 años y un joven de 24 fallecieron en las últimas horas a causa de la influenza en Santa Cruz, informó ayer el Servicio Departamental de Salud (Sedes). Con las dos víctimas ya suman 11 las personas que perdieron la vida a causa de esta enfermedad en la región, donde se reportan 95 casos.

“El Sedes de Santa Cruz y la unidad de epidemiología informan a la población que hay un ascenso considerable de los casos de influenza. Nos preocupa que se puedan incrementar más debido al tiempo (estación invernal) en el que estamos”, alertó ayer el director de la entidad regional de Salud, Marcelo Ríos.

Los pacientes que fallecieron, explicó el director del Sedes, pertenecían a la población de riesgo y no estaban vacunados. La décima víctima mortal de la enfermedad es una mujer de 52 años que aunque padecía diabetes y obesidad mórbida no estaba inmunizada.

El deceso número 11 corresponde a un joven de 24 años que tampoco estaba vacunado, pese a que formaba parte del grupo de riesgo, pues padecía una enfermedad renal. Las tres últimas muertes en el departamento fueron causadas por la cepa AH1N1.

Ríos informó que según los informes estadísticos se registraron 1.137 casos sospechosos de influenza en sus diferentes cepas (AH1N1, AH3N2 e influenza Tipo B) en las últimas semanas.

“Del total, tenemos confirmados 95 casos positivos de influenza, de los cuales 83 corresponden a influenza tipo AH3N2, seis a AH1N1 y otras seis son de Tipo B”, expuso.

La autoridad lamentó que sólo en Santa Cruz se registren 11 muertes en lo que va del año a causa de la influenza. “Tenemos muchos pacientes internados en establecimientos de salud, tanto en públicos como en privados, con problemas a causa de las tres cepas”, detalló Ríos.

Según el Sedes, de las 400 mil dosis de vacunas que recibieron hace tres meses, la cobertura sólo alcanzó el 33%. Es decir, que poco más de 180 mil personas, de la población de riesgo, recibieron la inmunización.

El experto recomendó a la población que mantenga los filtros de seguridad: lavarse las manos constantemente, usar desinfectante en gel y barbijos, evitar lugares de aglomeración y vacunarse contra el virus. Sugirió, además, consumir agua (para mantener el cuerpo hidratado) y comer frutas de temporada y ricas en vitamina C, como los cítricos en general.

Ante los síntomas de fiebre, catarro o sensación de falta de aire, los ciudadanos deben acudir a los centros de salud para buscar un diagnóstico. “Así se podrá evitar que los casos se sigan incrementando”, recomendó Ríos.

La última semana de mayo se produjo la octava muerte por influenza en Santa Cruz. Entonces el director del Sedes explicó que sólo se había aplicado un 20% de las 400 mil vacunas destinadas para ese fin. A fines de mayo, cuando se reportaron 800 casos sospechosos de la enfermedad, se habilitaron 510 centros de vacunación.

Los grupos de riesgo que deben recibir la vacuna en todo el territorio nacional son: niños menores de dos años, embarazadas, personas de la tercera edad, pacientes con enfermedades de base (diabetes, males renales, cáncer, etc.) y trabajadores de Salud.

Pagina Siete.

Publicidad