Santa Cruz aporta con 29% al Producto Interno Bruto y se constituye en el polo de desarrollo del país

El gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez, destacó el lunes que Santa Cruz aporta con el 29% al Producto Interno Bruto (PIB) nacional, equivalente a 12.000 millones de dólares en 2018, y se constituye en el polo desarrollo del país gracias a su exitoso modelo productivo que se sustenta en cinco pilares: tierra, trabajo, capital, tecnología e institucionalidad.

«El Producto Interno Bruto cruceño aporta con un 29 por ciento a la economía nacional, pero no solamente eso, Santa Cruz se ha convertido en la locomotora económica del país cuando la tasa de crecimiento del PIB siempre está por encima desde el año 2011, creciendo por encima de la tasa de expansión del PIB de Bolivia eso quiere decir que jala la economía nacional hacia arriba», detalló.

Este departamento aporta con el 26% a las exportaciones y el 60% a las ventas no tradicionales de Bolivia y más 70% a las agro exportaciones, que se complementan con más del 40% al PIB agropecuario boliviano.

El PIB en 2018 se acercó a los 12.000 millones de dólares cuando en el año 2000 apenas bordeaba los 2.000 millones de dólares.

Rodríguez consideró que Santa Cruz se convirtió en «una suerte de tierra prometida», de las oportunidades, no solo para otros bolivianos, sino extranjeros, japoneses, menonitas, rusos, brasileros y argentinos, que llegan a hacer familia y aportar con su esfuerzo.

«La segunda mayor población de cada departamento está acá, Santa Cruz acrisola a los bolivianos. Es la conjunción de los esfuerzos de los bolivianos de todas las latitudes que están trabajando en Santa Cruz por Santa Cruz y por Bolivia», acotó.

Según datos del IBCE, la población de Santa Cruz creció de dos a tres millones de habitantes entre el 2000 y 2015, constituyéndose en la región más poblada de Bolivia. Según proyecciones en 2020 la población llegará a cuatro millones, con una tasa de crecimiento del 2,3% anual.

Rodríguez destacó el Índice de Desarrollo Humano cruceño como el mejor de Bolivia en educación, salud, servicios básicos, con una esperanza de vida de 74 años y la migración anual a la región que supera las 13.000 personas con un ingreso per cápita de 3.600 dólares en 2018.

«Santa Cruz posee un enorme potencial de desarrollo en el campo agropecuario, forestal, industrial, siderúrgico, petroquímico, de biocombustibles (bioetanol y biodiesel) y servicios», detalla el gerente del IBCE en referencia a la proyección del HUB del Aeropuerto de Viru Viru, la planta Siderúrgica del Mutún y el desarrollo de las industrias azucarera y de oleaginosas.

hhg/clm ABI

Publicidad