RSF: Bolivia baja en libertad de prensa y sigue el modelo cubano

Bolivia descendió tres puestos en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, un ranking de Reporteros Sin Fronteras (RSF). El informe de esa entidad detectó, además, que el país sigue el “modelo cubano”.

“Siguiendo el modelo cubano, el gobierno del presidente Evo Morales, en el poder desde 2006, controla la información, censura y hace callar a las voces más críticas del país, lo que genera una fuerte autocensura entre los periodistas”, se lee en el reporte que difundió ayer RSF.

En el apartado sobre Bolivia, que titula La censura del Estado es cotidiana, se lee que “los medios de comunicación sufren fuertes presiones para que no hagan comentarios negativos del Gobierno ni del Presidente”.

Al respecto, el diputado David Ramos, exjefe de bancada del MAS, sostuvo: “No es cierto, hay que desmentir categóricamente esa clase de apreciaciones. ¿En este momento a qué medio de comunicación en Bolivia se le puede hacer callar? A ninguno”.

Sobre si Bolivia sigue el “modelo cubano”, Ramos expresó: “Bolivia jamás aceptará esa clase de conjeturas. Cuba es otra realidad, Venezuela es otra realidad y Bolivia tiene su propio modelo que se diferencia de todas las circunstancias del continente”.

En la edición 2018 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa, Bolivia se ubicó en el puesto 110. En la edición de este año se evidencia el descenso del país al sitial 113, entre los Estados donde se detecta una “situación difícil”.

En la región sudamericana, Bolivia está en el antepenúltimo puesto, sólo por encima de Colombia y Venezuela. Sobre este último país, el informe de RSF indica que la “situación es muy preocupante”, puesto que desciende en la clasificación “y se acerca peligrosamente a la zona negra (Situación muy grave)”.

“El deterioro de la situación empujó a numerosos periodistas a abandonar el país para preservar su integridad física, pues han recibido amenazas”, dice el reporte.

En el caso de Colombia, en el informe se explica que es “un país en el que las agresiones y las amenazas de muerte a periodistas, especialmente en Twitter, siguen siendo frecuentes, al igual que los secuestros”.

En análisis general de RSF se concluye que “la edición 2019 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa muestra que el odio a los periodistas degenera en violencia, lo que hace que aumente el miedo”.

“Sigue reduciéndose el número de países que se considera seguros –aquellos en los que los periodistas pueden ejercer su oficio sin correr peligro–, mientras que crece el control que ejercen los regímenes autoritarios en los medios”, se lee en el reporte.

En el caso de Bolivia, Ramos concluyó: “Podemos decir, con bastante precisión, que Bolivia vive la mejor época de lo que significa la libertad de expresión”.

MAS, en desacuerdo y oposición ve un “régimen” que no quiere críticas

Página Siete / La Paz

David Ramos, exjefe de bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS) en Diputados, expresó que está en desacuerdo con el informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF) sobre la clasificación mundial de libertad de prensa.

Ese informe ubica a Bolivia en el puesto 113, de 180 países y territorios, y refiere, además, que el país sigue el modelo cubano.

“Esas apreciaciones no corresponden, son apreciaciones fuera de contexto. No se puede hacer una comparación con Cuba ni con Venezuela, ni con otro país del continente. Bolivia ha generado su propio modelo. Ese modelo es el socialismo comunitario, productivo, plural para vivir bien, en el que no se le coarta a nadie”, afirmó Ramos.

Según el legislador oficialista, ese modelo “permitió” a Bolivia mostrar una imagen hacia el mundo de un país próspero, que respeta las libertades políticas, de prensa y hasta las libertades ideológicas. “Falso que quieren mostrar que Bolivia vive un modelo cubano”, insistió el diputado.

En cambio, la diputada opositora Lourdes Millares sostuvo que el reporte de RSF no le sorprende porque es lo que se está viviendo en Bolivia en materia de libertad de prensa.

“No me sorprende en absoluto que Bolivia sea vista de esa manera porque esa es la sensación que tenemos todos los bolivianos. Es lo que sabemos los bolivianos en torno a los mecanismos que ha implementado el Gobierno para atentar contra la libertad de expresión, generar censura y sancionar al periodismo investigativo y crítico a partir de los intereses del poder político”, expresó.

Sobre la referencia a que Bolivia sigue el modelo cubano, afirmó: “Está claro que es así. Están haciendo un régimen que no permite la crítica, promueve la censura, el periodismo investigativo y obviamente busca callar y coartar el derecho a la información que tiene la ciudadanía”.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat