Roxana Lizárraga descarta «masacre blanca» en el Ministerio de Comunicación y anuncia auditoria a esa cartera de Estado

La ministra de Comunicación, Roxana Lizárraga, descartó el jueves efectuar una «masacre blanca» en el Ministerio de Comunicación, y anunció la realización de una auditoría a esa cartera de Estado, para verificar la ejecución del presupuesto que percibe esa dependencia.

La autoridad dijo que, efectivamente, la gente de confianza del Gobierno saliente presentó su renuncia; sin embargo, consideró que la gente de base de esa cartera de Estado no tiene por qué pagar las consecuencias de las personas que se vendieron a un falso proceso en el país.

«No va a haber ninguna masacre blanca en el Ministerio de Comunicación y el Canal Siete (Bolivia TV), lo único que voy a hacer es quedarme con la gente que quiera brindar una información transparente y honesta al pueblo de Bolivia, porque esto es lo que merecemos», dijo en entrevista con radio Panamericana.

Según la Ministra de Comunicación, en esa cartera de Estado «hay algunas gerencias que no son necesarias» que fueron creadas por el Movimiento Al Socialismo (MAS) «para todo y para nada», que generaron crecimiento del aparato de la administración pública.

Para Lizárraga, urge que los medios de prensa del Estado retomen su imparcialidad para recuperar la paz y la fe en el país y coadyuven a encaminar al pueblo boliviano a un nuevo proceso electoral con el que se recupere la democracia.

«Entonces las personas de confianza al otro Gobierno saliente han puesto a disposición sus cargos y en base a eso nosotros vamos a trabajar para ver cuáles son las personas técnicas, idóneas y las más transparentes», indicó.

Asimismo, la autoridad anunció que se realizará una auditoria a esa cartera de Estado para verificar la ejecución del presupuesto que percibe de forma anual y compararlo, posteriormente, con anteriores fiscalizaciones.

«Tienen que cuadrar las cifras, pero lo que me dicen es que debemos mucho dinero, entonces tenemos que ver qué es lo que ha pasado y cómo se han utilizado los recursos, sabemos que el Ministerio de Comunicación es uno de los que más recursos ha recibido del Gobierno de Evo Morales», señaló.

Por otra parte, respecto a los denominados «guerreros digitales», Lizárraga aseguró que continúan operando e indicó que por el momento se trabaja en identificar nombres para que la justicia los convoque por su acción de sedición.

«Se están ocupando a enfrentar a los bolivianos y eso amerita un proceso y la sedición amerita un delito y está penado y muchas personas serán convocadas a la justicia y la justicia tiene que actuar respetando las normas», indicó.

vic/ma ABI

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat