Rinden homenaje a heroínas de la ‘Guerra del Gas’ y exponen fotografías de 2003

Recordando los luctuosos hechos de la masacre de octubre de 2003, la Organización de Jóvenes Industriales Alteños homenajeó el domingo con una exposición fotográfica a las heroínas de la denominada ‘Guerra del Gas’, que ofrendaron sus vidas en resguardo de los recursos naturales privatizados durante el gobierno del expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada y su vicepresidente Carlos Mesa.

«Valoramos en la historia a las mujeres, es importante revalorizar el rol de las mujeres en la revolución y en la lucha del pueblo alteño. Tenemos que seguir socializando para que las nuevas generaciones conozcan nuestra historia», dijo en un acto púbico Augusto Russo, integrante esa organización juvenil.

Informó que se elaboraron cuadros para mostrar en diferentes zonas de El Alto los hechos sangrientos de octubre de 2003, cuando más de 60 personas fallecieron por una represión militar, además de decenas de heridos.

Mencionaron a Irma Loza Torrico, Marlene Ramos Rojas, Teodocia Morales Mamani, Filomena León Mendoza, Dominga Rodríguez y Benita Ticona, quienes lucharon y dieron su vida en defensa del gas boliviano.

El homenaje a las heroínas alteñas coincidió con el Día de la Mujer Boliviana y los jóvenes dejaron establecido que «octubre negro no se olvida», «Goni, Mesa, asesinos de octubre 2003, El Alto tiene memoria».

«Estos días 12 y 13 de octubre estamos recordando a nuestras heroínas de la guerra del gas, a las hermanas que han fallecido, que han sido la carne de cañón porque ellas iban adelante en las movilizaciones», manifestó por su parte Paola Ajnota, activista de la organización.

Ante esos hechos, instó a la población a no olvidar que «Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Mesa son los culpables de todo esto y ahora quieren regresar para ser presidente, y los jóvenes debemos ser conscientes sobre ello».

Juana Paredes dijo que «hay varias personas que no sabemos de esto (la masacre) o no se han enterado y con este tipo de actividades se puede conocer nuestra historia».

Para Lindaura Razguido, esos hechos de sangre y muerte deben perdurar en la memoria colectiva de la población.»Realmente es como para llorar ver estas fotografías», dijo.

Red central/dea/ ABI

Publicidad
Abrir chat