Restituyen en sus funciones a Comandante policial

A través de las redes sociales, la ciudadanía boliviana repudió que el Comando de la Policía Boliviana destituyera al comandante Departamental de Potosí, coronel Williams Villa, presuntamente por no controlar los incidentes y protestas en defensa del voto, registrados la noche del martes. Sin embargo, en horas de la noche, la periodista del programa “Qué nos falta” de Potosí, informó que la autoridad fue ratificada para que vuelva a sus funciones, ya que tuvo el respaldo de sus camaradas.

La mañana de ayer, según se puede ver en un video publicado en la cuenta oficial de Facebook del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) fue el presidente de ese organismo, Marco Pumari, quien reveló, la noche del incendio, que Villa había aceptado replegar sus tropas para evitar un derramamiento de sangre entre potosinos.

Según Pumari, el coronel Villa prefirió replegar a sus tropas antes de ordenar que se abra fuego de armas reglamentarias con sus hermanos, los potosinos. Eso le habría valido su reemplazo.

El subcomandante departamental, Bernardino Baldivieso, quien asumió el cargo por algunas horas, no quiso dar detalles sobre la decisión del comando general. Recordó que la Policía es una institución de disciplina vertical en la que las órdenes se ejecutan, no se discuten.

El senador de Unidad Demócrata (UD), Edwin Rodríguez, dijo que el cambio de Villa fue por apoyar a “su pueblo”.

“Comandante Departamental que no quiere confrontación, violencia, bajas y reprimir al pueblo es destituido, eso es bastante reprochable. De acuerdo a la Constitución Política del Estado, la Policía Boliviana es para servir al pueblo, para mantener el orden, en función de los intereses del pueblo, no en función de los intereses de un partido. El pecado del coronel Villa fue priorizar su pueblo antes que el partido de Evo Morales y eso le costó el cargo”, lamentó.

Las esposas de los clases y policías de Potosí protestaron por la decisión y se declararon en estado de emergencia.

Las redes sociales se inundaron de críticas contra el comandante general, Vladimir Calderon, quien no aclaró la decisión asumida, pese a la insistencia de la prensa. Asimismo se sumó el apoyo al Coronel destituido, con calificativos que se resumen en “Vale un Potosí”, “un policía honesto y eficiente”, “héroe que no quiso volverse contra su pueblo”, entre otros.

EL CORONEL

Williams Ramiro Villa Davis es un potosino de cepa. Procede de la zona alta de la Villa Imperial, del barrio de San Martín, el mismo en el que fue tallada la imagen de la Virgen de Copacabana, patrona de la Policía Boliviana. Bachiller del colegio más antiguo y tradicional de Potosí, el Pichincha, es un oficial con una hoja de servicio limpia y con un notable desempeño de eficiencia, especialmente cuando fue director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico.

Juró como comandante departamental de la Policía de Potosí el 5 de febrero de este año dando inicio a una de las mejores gestiones en ese cargo. Mientras estuvo en él, no se conoció denuncias de abusos ni violaciones a los derechos humanos. Redujo los índices de criminalidad con la implementación de turnos y patrullajes callejeros en los que él mismo participaba.

REPLIEGUE AL PUEBLO

La embajadora de los Derechos Humanos y fundadora de la organización de esposas de policías Guadalupe Cárdenas, pidió a los policías replegarse al pueblo y no someterse al Gobierno.

“Decirle a la familia policial que nuestro deber es estar junto al pueblo. Están muchos policías que no están de acuerdo con el acuartelamiento al 100 %, ellos tienen que trabajar, el sueldo miserable que tienen no alcanza para nada”, dijo.

Aclaró que vienen momentos difíciles porque militares se están preparando para enfrentar al pueblo. “Señores he estado presa por defenderlos de este dictador. Me siento impotente cuando les mandan aquí como carne de cañón. Es momento de dar la cara por su pueblo”, enfatizó. (Agencias y El Diario)

El Diario.

Publicidad
Abrir chat