Reportan dos muertos por rayo; hay alerta en 3 regiones por ríos

15

El fin de semana, un rayo mató a dos personas en dos lugares distintos de la ciudad de Sucre. La primera víctima fue Ángel Padilla, de 54 años, que perdió la vida en el barrio Santa Isabel; el hombre dejó siete hijos en la orfandad. En el segundo caso se trata de una adolescente, de 13 años. La joven falleció en el barrio Aranjuez de la ciudad capital.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró ayer alerta naranja en Potosí, Chuquisaca y Tarija por la crecida de los ríos.

Los vecinos relataron que Padilla fue alcanzado por el rayo el sábado cuando quitaba la hierba con una picota en un terreno de maíz y arveja. Estaba acompañado de su familia, pero él fue el único afectado. Fue trasladado de inmediato al Hospital Santa Bárbara, pero llegó sin vida.

La familia es de escasos recursos y trabajaba para pagar el alquiler de su vivienda. Los vecinos relataron que los hijos de la víctima no asistían al colegio. Ahora, la hija mayor de 22 años se hará cargo de sus hermanos de 18, 16, 14 y otros más. El más pequeño tiene dos años.

Alerta en tres regiones

El Senamhi declaró ayer la alerta naranja en los departamentos de Potosí, Chuquisaca y Tarija por la tendencia ascendente de los niveles de ríos y la persistencia e intensidad de las lluvias. Estos factores indican la posibilidad de presentar desborde de los ríos en las próximas horas, según el pronóstico.

En Potosí -según los especialistas- temen las crecidas de los ríos San Juan del Oro y Tumusla. Este hecho podría afectar a los municipios de Tupiza, Chuquiago, El Puente, Mosojllajta, Cotagaita, Palca Grande y los poblados cercanos.

En Chuquisaca, el Senamhi anunció la crecida de la cuenca alta del río Parapetí y Cuevo. Este desborde podría afectar a Monteagudo, Huacareta y Cuevo. Además, en la parte baja de la cuenca el desborde podría afectar a poblaciones del departamento de Tarija y dañar a comunidades como Talula, Viña Quemada, Puente Aruma, Ibibobo, La Esmeralda, La Victoria y poblados cercanos.

Muro se desplomó en La Paz

En la ciudad de La Paz un muro de ladrillo cayó sobre la calle 7, parada del micro “X”, de la zona de Bella Vista. Una camioneta también fue afectada.

Un informe municipal dio cuenta que el incidente ocurrió por la mala evacuación de aguas pluviales y la falta de un muro de contención.

“Existían deficiencias en la edificación. Toda propiedad que está contigua a un talud debe tener muro de contención. (En este caso no se cumplió con este requisito). Tampoco tenía un revestimiento adecuado y no tenía el drenaje correspondiente. A dichas observaciones se suman las deficiencias de la evacuación de aguas que fueron generadas por la saturación de los suelos y el desprendimiento de material”, explicó ayer el responsable de Dirección de Atención de Emergencias de la zona Sur, Erick Cavero.

Se detectó también la presencia de grietas antiguas. Ante esta situación, el personal municipal llevará adelante un monitoreo para determinar la existencia de otros problemas. “Tenemos grietas a nivel del patio contiguo al sector del desprendimiento. También hay grietas antiguas en la vivienda, entonces vamos a evaluar todas y cada una de ellas”, manifestó Cavero.

Ante este tipo de casos, el profesional recomendó a los propietarios de inmuebles la necesidad de construir muros de contención en los taludes y realizar un seguimiento a los sistemas de alcantarillado, agua potable y pluvial. De esa manera -dijo el experto- se podrá detectar posibles filtraciones.

Debido a las lluvias del fin de semana, se incrementó el caudal de los ríos que atraviesan la urbe paceña, principalmente el Choqueyapu. Sin embargo, no se registraron emergencias vinculadas a los afluentes, informó ayer el jefe de la Unidad de Alerta Temprana, Miguel Crispín.

Los incrementos en los ríos son: 80 centímetros (cm) en el Choqueyapu, 30 cm en el Orkojahuira, 37 cm en el Irpavi, 20 cm en el Achumani, 30 cm en Huayñajahuira y 67 cm en La Paz, que es la unión de todos los afluentes. “(Las crecidas) no nos han generado mayores inconvenientes”, dijo e indicó que realizan un monitoreo de los cauces las 24 horas del día. “El personal se mantiene en apronte en las diferentes bases bravo para reducir los tiempos de respuesta”, subrayó.

Pagina Siete.

También podría gustarte