Regiones altas tienen menor incidencia de Covid-19

17

Un estudio realizado por varios investigadores bolivianos, ecuatorianos y canadienses, publicado en la Revista Fisiología Respiratoria y Neurobiología el 22 de abril, relaciona la altitud con una menor incidencia de casos de coronavirus en poblaciones que viven a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar.

El doctor Elmer Huerta, experto en salud pública, realizó un análisis a dicho estudio y explicó que los investigadores concluyeron que la frecuencia de la enfermedad del Covid-19 es tres veces menor en ciudades bolivianas como La Paz, El Alto, Oruro, Potosí y Sucre, que están entre 2.400 y 4.000 metros de altura sobre el nivel del mar en comparación a ciudades del llano, como Santa Cruz, que está solo a 400 metros sobre el nivel del mar.

La situación es similar en Ecuador, los investigadores encontraron que los casos de Covid-19 fueron cuatro veces menos en las ciudades de la altura, comparadas con las ciudades al nivel del mar, complementó el doctor.

En el caso de Perú, indica Huerta, se demuestra que las ciudades ubicadas en la altura, como Cusco, Pasco y Puno, tienen muchos menos casos que las ciudades de la costa, ubicadas a nivel del mar.

Los investigadores completan su investigación analizando los casos de Covid-19 en la región del Tíbet, ubicada en el lado norte del Himalaya, con una elevación promedio de 4.000 metros sobre el nivel del mar, añadió.

Según Huerta, al igual que en Ecuador y Bolivia, los investigadores encuentran que la cantidad de casos de coronavirus se reduce drásticamente en la meseta tibetana en comparación con el resto de China continental.

Los autores concluyen que -debido a factores ambientales y fisiológicos- la prevalencia y el impacto de la infección causada por el nuevo coronavirus es menor en poblaciones que viven a una altitud de más de 3.000 metros sobre el nivel del mar.

Cambios drásticos en la temperatura entre la noche y el día, la sequedad del aire y los altos niveles de radiación de luz ultravioleta, podrían explicar la reducción en la capacidad del virus de permanecer activo y disminuya su virulencia.

Finalmente, los autores postulan una hipótesis muy atractiva, pero que necesita mayor investigación para comprobarse. La tesis plantea que al tener un menor número de receptores ACE2; que como hemos explicado en episodios anteriores son los lugares por donde ingresan los virus a las células; los habitantes de la altura estarán protegidos de la infección. (Urgente.bo)

El Diario