Régimen Interior proyecta que al menos 2.000 presos se beneficiarán con la amnistía e indulto

10

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Javier Issa, proyectó el martes que al menos 2.000 privados de libertad se beneficiarán con la amnistía y el indulto en todo el país.

«Se calcula que casi 2.000 presos en todo el país se beneficiarán con el decreto de amnistía e indulto», afirmó Issa, durante una entrevista con radio Panamericana.

La autoridad expresó su esperanza de que al concluir esta semana se registren los primeros beneficiados.

«Se está realizando las gestiones para agilizar el procedimiento, para autorizar la amnistía e indulto», enfatizó Issa.

El 30 de abril, la Asamblea Legislativa Plurinacional aprobó el decreto presidencial de indulto y amnistía por razones humanitarias, en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus, para evitar la propagación de la enfermedad.

El 9 de abril, la presidenta Jeanine Añez envió la norma al Legislativo con el objetivo de beneficiar a privados de libertad de 58 años en adelante, y a las mujeres de más de 55 años, que tengan uno o más hijos, para que dejen las cárceles.

El decreto presidencial establece que la amnistía será concedida a adultos mayores que se encuentren con detención preventiva o medidas sustitutivas a dicha detención.

En tanto, el indulto será otorgado a los adultos mayores que cuenten con sentencia ejecutoriada, en privación de libertad o con beneficio de extramuro, detención domiciliaria o libertad condicional.

La población carcelaria espera que se consolide el beneficio, luego de que este martes se activaron los protocolos de bioseguridad en la cárcel cruceña de Palmasola, tras el deceso de un reo por COVID-19, hecho que fue confirmado por el secretario de Gobierno de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña.

En ese marco, se aplican todas las medidas de seguridad sanitaria para aislar a las personas que tuvieron contacto con el fallecido y que hasta ahora 19 internos fueron enviados a la guardería del penal, que ha sido acondicionada como centro de aislamiento.

En tanto, el viceministro Issa manifestó que los adultos mayores y personas con enfermedades de base y terminales, que son parte de los grupos vulnerables a la enfermedad, fueron trasladados a recintos carcelarios que cuentan con mayor protección y donde existe mayor distanciamiento social, además que se prohibieron las visitas.

AQZ/LM/VCT ABI