Rectores: Lectura es clave para formar “bachilleres de calid

Pasar del colegio a la universidad a veces se convierte en un proceso complicado para los bachilleres. Materias como matemáticas, física, química, lenguaje y biología son las más complicadas para los estudiantes. Y para coadyuvar en este proceso, el Ministerio de Educación organizó ayer el primer encuentro nacional que busca la articulación curricular entre el nivel secundario y la educación universitaria.

En el primer día de encuentro participaron rectores de universidades públicas y privadas del país, centros de estudiantes, representantes distritales, maestros urbanos y rurales, y padres de familia. Se reunieron para discutir y proponer soluciones sobre “la transición de los bachilleres”.

Para los rectores de universidades del sistema boliviano, las causas por las que los bachilleres no respondan de forma adecuada a los exámenes de ingreso a las casas de estudios superiores tienen que ver con problemas de lectura, falta de análisis, pensamiento crítico y baja autoestima.

“Hay diversos factores que hay que analizar. Nosotros como universidad hicimos una primera vinculación entre el nivel secundario y la Universidad Amazónica. De ello llegamos a la conclusión de que nuestros estudiantes no tienen ya el hábito de la lectura”, alertó Ludwing Arciénega, rector de la Universidad Amazónica de Pando.

Según Arciénega, se debe repensar el tema de la lectura y cómo las generaciones que nacieron y crecieron con un celular pueden involucrarse en el mundo de la lectura a través de tecnologías modernas. “Se debe inculcar el pensamiento crítico. Los jóvenes bachilleres no tienen la capacidad de hacer un análisis o síntesis de la lectura”, recalcó.

El rector de la Universidad Juan Misael Saracho de Tarija, Gonzalo Gandarillas, contó que en esa casa de estudios organizan otra vez los cursos preuniversitarios y psicopedagógicos. “Lo que ocurre con maestros de colegio y universitarios es que nos anclamos con la educación tradicional”, dijo.

Gandarillas aclaró que “si se deja ese letargo con la educación tradicional, se verá que la parte participativa del estudiante tienen un gran componente en la apropiación”, indicó. Añadió que se debe “hacer énfasis en la educación basada en competencias”.

De Potosí, el rector de la Universidad Tomás Frías, Roberto Bohórquez, calificó que “en la Ley Avelino Siñani, la autoevaluación es negativa”. “Somos buenos, todos tenemos dignidad, y nos pondremos buena nota, pero no es sacar bachilleres por sacar. Es buscar calidad. Hay que cambiar la mentalidad de trabajo con los estudiantes”, indicó.

Bohórquez recordó además que antes, por ejemplo, el que quería estudiar una rama social se preparaba en área de literatura y letras, y si quería una materia con matemáticas ingresaba a Ciencias Puras.

El viceministro de Educación Superior, Eduardo Cortés, explicó que cada año en el país se gradúan 172 mil bachilleres, 162 mil en educación regular y 10.000 en la alternativa y especial. “En este encuentro para entablar este tema, conformaremos cinco mesas de trabajo de las direcciones departamentales y el Ministerio de Educación”, dijo.

Pagina Siete.

Publicidad
FmBolivia