Recomiendan proteger gasto social ante crisis económica

Si bien el crecimiento económico de la región promovió mejoras sociales, incluida la disminución de la pobreza y un ingreso importante de personas a la clase media, ahora la crisis económica internacional amenaza a los avances, y por ello es absolutamente importante que los estados tomen la decisión de preservar y proteger el gasto social, reflexionó la representante de Unicef en Bolivia, Sunah Kim.

“El crecimiento económico por sí mismo no trae necesariamente el desarrollo social”, apuntó la representante de Unicef en el acto realizado con Banco Bisa, entidad financiera que apoyará el programa 1.000 días para cambiar millones de vidas.

En el mismo, los clientes del Banco BISA podrán convertirse en Héroes de la Niñez al realizar aportes a través de sus tarjetas de crédito a programas del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) que apoyan el desarrollo físico, emocional y neurológico de los infantes durante sus primeros mil días de vida.

Al respecto, el vicepresidente de Negocios de Banco BISA, Franco Urquidi, informó que el cometido es motivar a clientes que hayan obtenido una Tarjeta de Crédito del Banco, para que voluntaria y solidariamente puedan aportar con Bs 2 diarios o Bs 60 mensuales en beneficio de las niñas y niños bolivianos.

INVERSIÓN

Kim dijo que la inversión de un dólar que se hace en la primera infancia, se recibe siete veces en retorno, y varios estudios muestran este resultado, y es por ello la importancia de apostar por los primero 1.000 días.

Explicó que destinar un mayor presupuesto en la primera infancia, implica la reducción de enfermedades y el cuidado de la salud, así como los inherentes a la situación de violencia, que son costos.

Los organismos internacionales en sus análisis de la economía internacional recomendaron a los gobiernos tomar las previsiones para evitar que se retroceda en los avances que lograron en el boom del precio de las materias primas.

En los primeros 1.000 días, el aprendizaje de los niños se potencia, en este período se estimula al infante, la alimentación, nutrición y el cuidado; y tienen la capacidad de aprender y absorber los conocimientos.

“Los niño que entran a pre kínder o kínder tienen menor repitencia en la primaria”, afirma Kim y reiteró que los costos de violencia se reducen en estos primeros años de edad.

PROGRAMAS

Sostiene que tiene que haber políticas y programas explícitos dirigidos a las mujeres y a los niños y a la población más vulnerable para asegurar la integración y la inclusión social y la movilidad social, que se requiere, ante un escenario económico adverso.

“Es importante que los países sigan con los avances y no retrocedan», y para la protección del gasto social, se debería elaborar un presupuesto independiente de la situación económica, apuntó.

Destacó los avances que se tiene en Bolivia en el tema de la protección social, con los programas que implementó el Gobierno, como el Bono Juancito Pinto, Juana Azurduy, que llegan a la población rural con impactos positivos; es importante que los niños puedan acceder a la salud y educación.

“La inversión que se requiere en esta etapa en particular, (crisis económica) cuando existen pocos recursos, (es) ver dónde hay un mayor retronó de esta inversión. Precisamente una de las áreas de mayor retornó de inversión, cuando hay escasez de recursos, es invertir en la primera infancia, porque eso asegura que en los próximos 20 o 30 años el país pueda tener el adulto que queremos», reflexionó.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat