“Rechazo a migrantes y refugiados nos deshumaniza”

La Iglesia Católica hizo un llamado a la sociedad a acoger con solidaridad a los migrantes y refugiados.

“El rechazo a migrantes y refugiados nos deshumaniza y hace más decadente a nuestra sociedad porqué vence en nosotros el egoísmo y permite que la diferencia entre ricos y pobres crezca injustamente”, reflexionó el Monseñor Eugenio Scarpellini en la homilía de ayer.

Scarpellini afirmó que hay bolivianos en el exterior que viven asilados como refugiados políticos, como también existen en el país refugiados provenientes de otras naciones. Indicó que “en ambos casos, prima casi siempre el juicio a partir de una ideología y no a partir de la persona humana y su dignidad”.

Llamó a que “como discípulos de Jesús debemos actuar como el ‘samaritanoÂ′ que siente compasión y se compromete con quien está sufriendo; como hermanos que abren las puertas a quien toca y busca hospitalidad”.

El Monseñor consideró irónico que, mientras en grandes reuniones se sigan usando palabras como inclusión, pero en la realidad “se continúa construyendo muros y barreras entre estados, se cierran puertos y fronteras y se expulsa a hermanos dejándolos a su suerte”.

Dijo que, más allá de las leyes sobre temas migratorios, es urgente que en la sociedad crezca la cultura de la acogida y de la solidaridad.

El Diario