Queman 5 camiones cargados de contrabando en Coipasa

Efectivos del Comando Estratégico Operativo de Lucha Contra el Contrabando quemaron en el Salar de Coipasa, Oruro, a 30 kilómetros de la frontera con Chile, cinco camiones cargados con ropa usada internada al país de manera ilegal. La decisión fue tomada ante la presión que ejerció el propietario de la mercadería de contrabando, ofreciendo a los efectivos una coima de 5.000 dólares, informó ayer el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Gonzalo Rodríguez.

La autoridad precisó que el hecho se produjo el lunes. Añadió que el dueño del contrabando, quien se encontraba en compañía de esposa e hija, fue detenido y acusado de soborno; mientras que la vagoneta en la que “acompañaba” los cinco camiones de carga ilegal fue decomisada.

“El varón se encuentra detenido en la Fiscalía de Oruro, aguardando las medidas cautelares por soborno. Ofreció 5.000 dólares a los oficiales de la patrulla que lo detuvieron para que lo suelten”, declaró el viceministro Rodríguez a ATB.

Durante el operativo, la patrulla anticontrabando también decomisó más de 10.000 dólares.

Este hecho se suma a otro ocurrido a inicios de julio, cuando un convoy de 30 camiones cargados con mercadería de contrabando, procedente de Chile, rompió un cerco de control militar boliviano e ingresó a gran velocidad al Salar de Coipasa.

Días antes, el personal del Comando Estratégico Operativo de Lucha Contra el Contrabando se incautó de nueve camiones, de los cuales cinco fueron incinerados en cercanías del Salar de Coipasa ante el riesgo de que los contrabandistas intentaran recuperar los vehículos y la mercadería de contrabando.

Esta lucha entre la fuerza anticontrabando, las personas que se dedican a esta actividad ilegal e incluso los pobladores de las comunidades que están en las rutas por donde transita la mercadería ilegal ya cobra vidas. En febrero de este año, en un enfrentamiento que se dio en Pisiga, una persona perdió la vida.

La situación se produjo cuando los contrabandistas intentaban hacer ingresar cuatro camiones cargados con electrodomésticos y ropa usada, y fueron interceptados por los uniformados; entonces –de acuerdo a las declaraciones del ministro de Defensa, Javier Zavaleta–, fueron atacados por “comunarios vinculados al contrabando”. Ante la situación, los efectivos hicieron uso de sus armas.

“Hemos tenido que hacer uso de nuestras armas de fuego ante el ataque de dinamita, piedras y palos. Nos intentaron arrebatar los camiones incautados”, dijo.

Control en frontera con Chile

El viceministro Gonzalo Rodríguez anunció en mayo que hasta fin de año la frontera con Chile estará controlada para que ya no puedan ingresar de manera ilegal vehículos usados y cargamentos de ropa usada.

“Hemos visualizado que en Iquique (donde llegan esas mercancías en containers) los importadores y empresarios están rematando la ropa vieja y los vehículos antiguos, porque saben que cuando controlemos la frontera con Chile ya no los podrán internar, en especial estos dos artículos, que tanto daño han hecho al país”, dijo entonces.

Pagina Siete.

Publicidad