Programa del MAS contradice compromisos del Acuerdo de París

El plan de gobierno “Agenda Patriótica” del Movimiento Al Socialismo (MAS) plantea la expansión de la frontera agrícola en 10 millones de hectáreas hasta el 2025, propuesta que se contradice con los compromisos que asumió en la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc) o Acuerdo de París. El documento de 2015 indica que se pretende lograr cero deforestación ilegal hasta el 2020 e incrementar la zona boscosa a 4.5 millones de hectáreas hasta el 2030.

En el discurso del 6 de agosto en la ciudad de Trinidad-Beni, el vicepresidente Álvaro García, dijo que uno de los principales retos del actual Gobierno a futuro es ampliar la frontera agrícola a 10 millones de hectáreas para competir con las potencias mundiales

“Francia utiliza el 33 % de su territorio para la agricultura, Italia el 22 % de su territorio para la agricultura, Alemania el 32 % de su territorio para la agricultura, España el 24 %, Portugal el 19 %, Estados Unidos el 16 %, mientras que Bolivia apenas utiliza el 4 % de su territorio para la agricultura y hay gente que nos quiere prohibir que tengamos más agricultura (…) Podemos y debemos expandir nuestra agricultura y a la vez contribuir con la protección del medio ambiente”, dice parte del discurso.

Este plan ya se anunció en septiembre del 2014, durante la cumbre agropecuaria “Sembrando Bolivia”, donde el Gobierno y los agroindustriales de Santa Cruz se pusieron de acuerdo en ampliar la frontera agrícola, que incluso llegará a las 13 millones de hectáreas hasta el 2025. Lo que significaría más de un millón de hectáreas por año.

COMPROMISOS

En octubre de 2015, en la reunión de la COP23 en Bonn-Alemania, las autoridades de gobierno entregaron un documento con los compromisos que asumen como Estado en el marco del desarrollo integral. Presentó dos escenarios, uno de corto plazo hasta el 2020 donde debía reducir las áreas de deforestación ilegal, implementando mecanismo de control y sanción.

En la segunda fase se plantean proyectos hasta el 2030, donde se compromete a incrementar la superficie de áreas forestadas y reforestadas a 4.5 millones de hectáreas. La cobertura neta de bosques a más de 54 millones de hectáreas, con relación a las 52,5 millones en el año 2010.

En el encuentro internacional en el 2017, el ministro de Medio Ambiente, René Ortuño, ratificó ese compromiso y añadió que una de las metas es la protección de los bosques y de forma paralela lograr el desarrollo con procesos de manejo y gestión integral.

CUESTIONAMIENTOS

Este doble discurso del gobierno fue cuestionado por la experta en temas medioambientales y candidata a primera senadora por Comunidad Ciudadana (CC), Cecilia Requena, dijo que no el MAS no tiene la mínima intensión de cumplir con las metas presentadas al organismo internacional.

“El Gobierno no está cumpliendo con estos compromisos, ya no dicen nada porque en su agenda 2025 nos dicen que van a ampliar de la frontera agrícola de 10 millones de hectáreas, un millón por año”, cuestionó la experta.

El presidente de la Fundación Tierra, Gonzalo Colque, en una entrevista con un matutino de Cochabamba, afirmó que la zona que fue consumida por el fuego está dentro del área de la ampliación agrícola, son tierras fiscales y tierras de empresas agropecuarias. Los incendios se registran en los municipios de San José de Chiquitos, San Rafael, San Ignacio de Velasco, San Matías, Roboré y Puerto Suárez.

Requena dijo que el desmonte de estos sectores no fue hecho por los comunarios que habitan en la Chiquitania, porque saben el manejo de suelo y el clima. Sino que el incendio fue deliberado por los interesados de ampliar la frontera agrícola, incluso para dotar tierras a gente afín al partido oficialista.

AFECTADOS

Un informe elaborado en agosto pasado, por el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (Cejis) reveló que existen 27 territorios indígenas afectados por los incendios que se han registrado en todo el país. De un total de 678.936 de áreas demandadas como territorio indígena, 204.948 fueron afectadas por el fuego.

20 áreas protegidas también quedaron afectadas, de un total de 16.255.640 hectáreas que comprende la reserva natural 755.209 se quemaron. En la lista están el parque Noel Kempff Mercado, San Matías, Otuquis, Kaa-iya del Gran Chaco, Isiboro Sécure a nivel nacional. El resto son parques subnacionales, la mayor parte en la Chiquitanía.

INFORME

La Gobernación de Santa Cruz confirmó ayer que 2.440.000 hectáreas fueron quemadas por el incendio en la Chiquitania, siendo las más afectadas las reservas forestales, donde cientos de miles de animales perecieron por el fuego, informó la Secretaría de Medio Ambiente, Cinthia Asín.

De esa cantidad, 1.150.000 corresponden a las áreas protegidas que por su valor intrínseco, son fundamentales para la vida del departamento, no solo por la belleza escénica sino también por todos los servicios ambientales que brindan las reservas forestales para Bolivia y el mundo entero.

La mayor afectación se dieron en los parques nacionales sobre todo en el Área Natural de Manejo Integrado (ANMI) San Matías, en el Parque Nacional Otuquis, en el Indígena Charagua y Ñembi Guazú.

El Diario.

Publicidad
Abrir chat