Producción de NPK es el próximo desafío de la industrialización en Bolivia: Salinas

El viceministro de Industrialización, Comercialización, Transporte y Almacenaje de Hidrocarburos, Humberto Salinas, dijo que el próximo desafío de la industrialización en Bolivia es producir el fertilizante NPK, uno de los más efectivos usados en el agro, a partir de la urea (nitrato), potasio y fosfato.

«En los países que se usa la urea como Brasil, se tienen silos de almacenamiento de urea porque ellos producen, usan, no solo urea, sino el famoso NPK, que es nitrógeno y potasio, entonces ellos los mezclan; ese es un siguiente paso de industrialización que vamos hacer en el país», informó ayer, en entrevista con medios estatales.

Según la autoridad, Bolivia ya produce nitrógeno a partir de la urea que se genera en la Planta de Bulo Bulo (Cochabamba), y también potasio con la Planta de Cloruro de Potasio que se tiene en el Salar de Uyuni (Potosí).

Dijo que solo falta explorar y desarrollar un yacimiento de fosfato para completar el círculo y comenzar a producir el «famoso» fertilizante NPK, que se utiliza en economías donde el agro está bastante desarrollado, como en Brasil.

«Hoy en día se necesita solo encontrar el yacimiento de fosfato para poder iniciar esto (…) ya se está haciendo todas las investigaciones para hacer el fosfato», agregó.
mcr/ma ABI

Publicidad
FmBolivia