Priorizan cuatro obras para estabilizar zona del desastre

0

El embovedado del río Cotahuma, la construcción de muros de contención y la captación de aguas subterráneas son los trabajos que se priorizarán para estabilizar la zona afectada por el deslizamiento.

Tras una evaluación preliminar del deslizamiento Kantutani, se concluyó que la Municipalidad requerirá inicialmente 30 millones de dólares para realizar una serie de trabajos, que contemplan la estabilización del área, la construcción del embovedado del río Cotahuma, la construcción de muros y la captación de aguas, entre otros, informó el secretario de Gestión de Riesgos, Vladimir Toro.

Explicó que el bosquejo preliminar da cuenta de la necesidad de contar con esos recursos, entre propios y provenientes de la cooperación internacional.

“Hay que embovedar el río, (realizar) la captación de aguas subterráneas en el lugar, la construcción de muros a la altura de la avenida Kantutani para sostener el área del deslizamiento y también otros proyectos para que esa área se convierta en un parque”, dijo.

ZONA DE DESASTRE

Para lograr esa captación de recursos, la comuna declaró como zona de desastre todo el sector del deslizamiento, lo que implica que se podrá contar con recursos para atender el evento.

También se remitió al Concejo Municipal la resolución (de declaratoria de desastre) para que sea homologada y esto permita movilizar recursos con motivo de la emergencia.

Toda el área del deslizamiento será convertida en un parque y no podrá ser habitada en el futuro. Esta decisión ya fue comunicada a los vecinos del sector.

DAMNIFICADOS

Según un reporte provisional, 741 personas duermen en los campamentos de damnificados del deslizamiento de Inmaculada Concepción.

En el campamento del puente Libertad se encuentran 55 familias, 128 familias están en la cancha Fígaro, 31 en inmediaciones de Emaverde y cuatro familias en 14 de Septiembre, informó la secretaria municipal de Desarrollo Social, Rosmery Acarapi.

El mismo trabajo de relevamiento se realizará en esta semana en cada uno de los campamentos para establecer la cantidad exacta de las familias y personas afectadas y albergadas.

En cada una de las asambleas se desplegarán más de 35 funcionarios especializados en materia de identificación y vinculación al predio. Además, se continuará con el llenado de las fichas sociales.

En este trabajo también se identificará a las familias que se quedarán o se retirarán de los campamentos, considerando que varias recibieron departamentos del Gobierno y dejaron los campamentos.

“Retirarse de las carpas no significa que perdieron sus derechos, significa que son damnificados externos y tiene los mismos derechos a recibir sus donaciones y estar pendientes a las ofertas de solución de la Alcaldía y del Gobierno Central”, aseguró Acarapi.

DONACIONES

También se informó que durante esta jornada, se entregó la segunda dotación de alimentos secos, enseres y material de limpieza a las 33 familias que se encuentran en el campamento que se instaló en inmediaciones de la Empresa Municipal de Áreas Verdes y Forestación (Emaverde).

A cada familia se entregó 64 litros de agua, un colchón, 10 frazadas, entre nuevas y a medio uso, cinco litros de aceite, cuatro paquetes de papel higiénico, un edredón y otros implementos de limpieza personal, explicó la secretaria municipal de Desarrollo Social, Rosmery Acarapi.

“Les estamos entregando cinco frascos de champú, 10 kilos de fideos, cinco kilos de azúcar, cinco kilos de arroz, también cinco cajas de endulzante, cada caja tiene 200 sobrecitos, una caja de refresco en polvo para que ellos preparen y para los más chiquititos de la casa cinco cajas de chocolates Cua Cua y dos paquetes de Oreo”, afirmó la autoridad edil.

Esta entrega responde a la demanda de estas familias por el descenso de las temperaturas que se registró en la ciudad.

Esta es la segunda dotación que se efectúa, la primera se realizó el día siguiente de ocurrido el deslizamiento en Kantutani (1 de mayo).

Las 33 familias aún comen de una olla común que preparan, diariamente, los funcionarios municipales están desplazados en la zona para apoyar a los damnificados.

Cuatro de estas familias perdieron sus viviendas, ya que se encontraban en el área de riesgo. Mientras que las casas de otras 29 se encuentran en las franjas verde y azul, por lo que aún se espera las evaluaciones técnicas que determinarán su retorno.

ATENCIÓN DE EMERGENCIAS

La Secretaría Municipal de Gestión Integral de Riesgos (Smgir) cuenta con un protocolo que le permite actuar de manera inmediata con personal especializado y equipos para atender emergencias como el ocurrido en el sector Kantutani.

Una vez declara la alerta sobre la emergencia, el personal de turno se dirige de manera inmediata para realizar las primeras evaluaciones técnicas y en función de la gravedad se convoca a los especialistas.

En el lugar de la emergencia fue instalada una caseta rodante completamente equipada y ese ambiente se convierte en el centro de operaciones.

Los técnicos están equipados con sus respectivos materiales como: planos, fotografías aéreas, vuelo de drones, análisis geológico multitemporal, entre otros.

El Diario

También podría gustarte