Por ceniza volcánica, 2 municipios temen que no se inicien las clases

Después de la erupción del volcán Ubinas, en Perú, la nube de ceniza afecta ya a dos municipios paceños cercanos a la frontera con el vecino país. Irritaciones en los ojos, malestar estomacal y respiratorio son algunos de los efectos en la población que pide ayuda. Temen que no haya condiciones para empezar las clases.

“Nos ha sorprendido la ceniza que ha cubierto todo. La población, sobre todo los niños, ya han empezado a mostrar efectos. Hay irritación en los ojos y algunos ya se están enfermando del estómago. Necesitamos barbijos y atención médica, estamos a nuestra suerte. Por eso hemos salido a pedir ayuda de las autoridades departamentales y nacionales”, declaró el subgobernador de la provincia Juan Manuel Pando, Juan Chacolla.

Las partículas se acumularon en las calles y techos.

El viernes pasado, el volcán Ubinas registró una segunda explosión en Moquegua, Perú. La actividad volcánica produjo una gran nube de humo y cenizas que el viento arrastró hacia territorio boliviano, afectando parte del lago Titicaca y principalmente a los municipios de Santiago de Machaca y Catacora, en la provincia Juan Manuel Pando.

“El 90% de estos municipios han sido cubiertos por la ceniza”, dijo Chacolla, e indicó que la precipitación de las partículas empezó en la mañana y cesó entrada la noche del viernes. “Más bien ha llovido un poco y eso ayudó a limpiar en algo el aire, pero ha sido muy poco”, dijo.

René Mixto Apaza, poblador de Santiago de Machaca, relató que el ganado y la provisión de agua es otra de las preocupaciones. “Nuestros animales toman agua de las cotañas (pequeños atajados) que ahora están contaminadas. Gran parte de la población tiene agua potable, pero muchas localidades pequeñas consumen el líquido de las vertientes a las que llegó la ceniza”, dijo.

Relató que la mañana del viernes se veía en el cielo una inmensa nube negra que pensaron era de lluvia. Sin embargo, empezó un ventarrón, que en lugar de traer agua esparció la ceniza.

El viento arrastró la ceniza expulsada por el volcán.

“Los niños y las personas mayores son los más afectados. Todo el pasto y forraje de los animales ha sido cubierto. Los techos de las casas, las calles, todo está cubierto”, reiteró.

Los pobladores temen que por este fenómeno natural no haya condiciones para el retorno a clases de los niños y adolescentes. Señalan que es un riesgo para los pequeños porque podría generarles problemas de salud.

“No creemos que sea muy conveniente, porque la ceniza entró hasta el último rincón”, dijo.

El director departamental de Educación, Juan Churata, manifestó que el tema debe ser evaluado y adelantó que tomará contacto con el director distrital de la región para ver cómo evoluciona la situación para tomar las medidas necesarias.

Hoy, los pobladores y autoridades originarias de toda la región tendrán una reunión para levantar las cifras oficiales de las familias afectadas y los daños causados en cultivos y animales. Se espera que también se pueda definir si hay condiciones para que los niños retornen a clases.

Santiago de Machaca se cubrió de ceniza el viernes.

Se estima que hasta el momento han sido afectados, en distintas proporciones, las seis marcas y cuatro ayllus de Santiago de Machaca y las cinco marcas de Catacora. Por la dirección y magnitud del viento, se evalúa si la ceniza llegó también a Nazacara y San Andrés de Machaca.

La Gobernación anunció que la Dirección de Gestión de Riesgos empezó la evaluación.

Emergencia en 12 distritos de Perú

Las explosiones y emisión de gases del volcán Ubinas obligaron a declarar el estado de emergencia en 12 distritos del sur de Perú y a evacuar las poblaciones aledañas, anunció ayer el gobierno regional de Moquegua, según un reporte de AFP.

La evacuación se dispuso luego que el Instituto Geofísico del Perú (IGP) advirtió que “el volcán Ubinas continúa en proceso eruptivo”. Recomendó “elevar el nivel de alerta volcánica de amarillo a naranja”.

“Es la más fuerte actividad registrada en los dos últimos ciclos eruptivos de este volcán. Alcanzó un nivel III cuando las anteriores entre 2006 y 2017 no superaron el nivel II”, dijo Luisa Macedo del IGP.

El jefe de Defensa Civil, Jorge Chávez, dijo que evacuarán a albergues a unas mil personas que viven cerca al volcán. El Instituto Nacional de Defensa Civil informó que las cenizas del volcán afectaron ya a 9.249 personas en Perú.

Pagina Siete.

Publicidad