Policía revela que entorno familiar de dirigente acribillado quiso esconder información

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de Santa Cruz, Jhonny Aguilera, reveló el miércoles que el entorno familiar del dirigente de fútbol, Nelson Mauriel, acribillado por un sicario el jueves pasado, sacó documentación de su oficina horas después del crimen para tratar, presuntamente, de ocultar información.

«Hemos estado revisando las cámaras de vigilancia no sólo de la dirección donde sucedió el hecho, sino las que están al interior del negocio y encontramos que a las 2h30 de la mañana, horas después del hecho, un círculo familiar de la víctima se encuentra sacando documentos de allá», informó la autoridad policial.

Aguilera explicó que luego de verificar ese hecho la Policía realizó el allanamiento de al menos cinco viviendas donde se logró secuestrar la documentación extraída por el entorno familiar de Mauriel y que da cuenta de movimientos económicos que despiertan sospechas sobre sus actividades.

El director de la FELCC explicó que las operaciones monetarias de Mauriel no están registradas en entidades financieras y se busca establecer el círculo de contactos en base a los antecedentes que tenía con el narcotráfico, para determinar si su asesinato fue por un ajuste de cuentas.

Detalló que entre las pruebas encontradas se establecen una serie de actividades, como negocios de ganadería, que según el jefe de policial son «las fachadas típicas» de actividades ilícitas como el narcotráfico.

Aguilera reveló, también, que antes de ser asesinado, el mismo día, Mauriel habría tomado al menos dos medidas precautorias, porque percibió que alguien lo estaba siguiendo en sus actividades.

Explicó que también se determinó que el sicario lo esperó más de 30 minutos fuera del negocio del empresario, para luego victimarlo con una ráfaga de siete disparos.

hhg/kpb/ ABI

Publicidad