Policía resguarda bienes de víctimas por deslizamientos

La Dirección Nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) desplazó a más de 1.200 efectivos policiales que conforman cordones de seguridad para el resguardo y control en el área afectada por el deslizamiento en la zona de Llojeta, además policías encubiertos cumplirán patrullajes permanentes para evitar el robo de las pertenecías de los afectados, informó ayer el director nacional del Órgano policial coronel William Cordero.

“El personal policial brinda seguridad las 24 horas, en cuatro turnos, hasta el momento no se presentó ninguna irregularidad durante el patrullaje de los uniformados” señaló la autoridad.

Explicó que los policías también informan a la población sobre las rutas alternas para circular por la zona del desastre y prohibir el ingreso a lugares de riesgo.

El director departamental de la Felcc, coronel Sergio Bustillos, explicó que se realizan operativos de inteligencia a cargo de policías encubiertos que se desplazan por San Jorge Kantutani.

Señaló que la Felcc, ayer, atendió con 200 raciones de comida a más de 130 familias que se encuentran en la zona del desastre y remarcó que el apoyo de esa unidad será constante.

“La Felcc no quiere quedar indiferente ante esta tragedia, ayer todo el personal cedió su día de almuerzo de manera desprendida para entregárselo a los damnificados”, dijo.

CEDULACIÓN

En tanto, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, junto al director del Servicio General de identificación Personal (Segip), Marci A. Cuba, anunciaron que hoy, viernes, se instalarán brigadas móviles para la reposición de cédulas de identidad de forma gratuita a los damnificados que perdieron su documento a causa del desastre.

Las brigadas comenzarán a trabajar desde las 7.30 horas y estarán ubicadas en el campamento instalado en la cancha Fígaro, zona de Sopocachi. Para la reposición gratuita se habilitará cuatro mesas y ocho funcionarios de esta institución se encargarán de la atención.

Hasta el momento se tiene el reporte de 68 viviendas colapsadas, 180 familias damnificadas, de estas 119 han sido atendidas en los albergues instalados en la cancha Fígaro y en Inmaculada Concepción, informó el alcalde Luis Revilla.

El Diario.