Policía rescata a niño encadenado y sus seis hermanos maltratados en municipio de Vinto

El comandante regional de la Policía en Quillacollo, Iván Luque, informó el viernes que los efectivos de esa entidad rescataron a un niño al que sus padres tenían encadenado, por supuesto mal comportamiento, y a sus seis hermanos de entre 1 y 17 años víctimas de violencia física e intimidación psicológica en una casa del municipio de Vinto.

«Son siete seres humanos, niños todos, posesionados como víctimas en un escenario de violencia e intimidación psicológica, de violencia física orientada nada más y nada menos que por parte de los propios padres (…), se ha procedido al rescate de los niños», informó a los periodistas.

Dijo que el rescate se registró ayer, jueves, cerca de las 17h30, en una inmueble de la zona de Montecato, con la participación de efectivos policiales y el personal de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia, por una denuncia que fue planteada por los vecinos donde vivían los menores con sus padres.

Explicó que el menor que era encadenado tiene nueve años y estaba sujeto por el cuello a una bicicleta enterrada en el patio del inmueble, por el extravío de un teléfono móvil.

«Sabemos que habría estado por lo menos desde día antes (de su rescate) en esta última ocasión. Sin embargo, esto sería repetitivo», agregó.

Explicó que la situación de los hermanos del menor también era deplorable, porque tenían signos de que recibían pellizcos y vivían en medio de tristeza y falta de aseo extrema.

Dijo que los denunciantes establecieron que la madre de los pequeños, que es ama de casa, era la autora material de los repetitivos malos tratos.

Según los vecinos, el padre de los menores supuestamente no veía lo que pasaba, porque se trasladaba a diario al municipio de Sipe Sipe para trabajar como albañil.

«Sin embargo, ya realizadas las investigaciones hemos establecido, y esto lo han referido los mismos niños, que habría sido el padre quien habría asegurado entre comillas, al niño, a su propio hijo, a una cadena», reportó.

Lamentó que el fiscal del caso dispuso que la madre de los menores, que estaba arrestada, quede libre porque el personal de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de Vinto no realizó el diagnóstico de la situación de cada uno de los niños.

«¿Qué es lo que han hecho? Se ha procedido al rescate de los niños ayer y hoy por la mañana los niños ya estaban en poder de la tía abuela. No sabemos porque o en base a qué se habría tomado esa decisión», complementó.

El jefe policial informó que el padre de los niños viajó en las últimas horas a la localidad de Morochata, para realizar un trabajo, aunque se presume que se dio a la fuga una vez enterado de lo sucedido.

wsg/kpb/ ABI