Policía intervino vivienda usada para prostitución

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) intervino una vivienda, el fin de semana, en la zona Rosas Pampa de la urbe alteña, la misma que era utilizada como «cementerio de elefantes», por el consumos de bebidas alcohólicas, además de la comercialización sexual de menores de edad.

Una persecución a un «bus chelero» realizado por funcionarios policiales de la Felcc, fue la acción que permitió lograr dar con los responsables de esa actividad que realizaban la promoción e invitación a dichos eventos, mediante el uso de redes sociales y la distribución de volantes que fueron entregados en colegios, dio a conocer el responsable de la División Trata, teniente Boris Gutiérrez.

La Policía hizo seguimiento a ese vehículo y descubrió que el bus tenía relación con el domicilio. Los organizadores del evento tenían costos que fueron cobrados entre Bs 15 y 25 por entrar al bus y a la vivienda, donde una de las principales promociones era no solo el consumo de bebidas alcohólicas, sino, el posible uso de ambientes con la finalidad de ser utilizados para tener relaciones sexuales.

Al intervenir el domicilio, los policías encontraron gran cantidad de bebidas alcohólicas, las mismas que no solo estaban al interior de los ambientes, sino fueron ocultados en el tumbado. También se halló ropa interior de hombres y de las mujeres adolescentes.

La segunda actividad que se ofrecía al interior de esa vivienda, donde el consumo de bebidas alcohólicas era sin límite, se relaciona al comercio sexual de menores de edad, las cuales podrían estar implicados en la trata y tráfico de personas, aspecto que podría ser definido a la conclusión del proceso de investigación, añadió el oficial.

En el allanamiento desarrollado al interior de la vivienda, se descubrió diferentes cédulas de identidad de adolescentes víctimas, relacionadas al comercio sexual, que fue atendido por la Felcc en uno de los anteriores casos.

Además, dos de las personas aprehendidas antes habían sido víctimas de violencia sexual comercial y ahora se dedicaban a administrar redes de prostitución infantil, indicó el teniente Gutiérrez.

Según el reporte policial, las adolescentes prestaban servicios sexuales aparentemente sin protección. Se encontró medicamento que se utiliza en tratamientos para las infecciones de transmisión sexual.

«Es alarmante», dijo el oficial Gutiérrez a tiempo de señalar que esos buses «cheleros» ahora se han convertido en espacios para la captación de víctimas de explotación sexual comercial.

Explicó que en un «bus chelero» los captadores aprovechan que mujeres adolescentes están en estado de ebriedad para ofrecerles ganancias con el servicio sexual.

Indicó que dos pandillas fueron identificadas en la administración de los buses «cheleros»: Los ADJ (Amigos de Joda) y los APS (Amigos por Siempre).

El operativo policial logró trasladar a 34 personas a la Policía, de las cuales tres quedaron aprehendidos: un varón y dos mujeres. En el proceso de investigación si bien se registró la placa de control del bus y este está en proceso de captura, la instancia policial lamentó que vehículos del transporte público sean destinados a otra de las actividades ilícitas.

El Diario.

Publicidad
Abrir chat