Policía descarta que niño haya sido sacrificado y enterrado en la mina Santa Bárbara

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz descartó que Jhoel Condori, de 8 años de edad, haya sido sacrificado y enterrado en la mina Santa Bárbara, en la provincia Muñecas, informó el martes su director, Johnny Aguilera.

«El trabajo técnico y la recolección de restos que se hizo in situ lograron descartar que haya restos humanos, por lo menos en esa mina», dijo tras recibir el informe del contingente policial que se desplazó a la población de Aucapata.

Aguilera detalló que el trabajo técnico efectuado con la ayuda de canes adiestrados, para establecer la existencia de restos humanos, descartó la hipótesis de los padres del niño, que desapareció en septiembre último.

El informe fue corroborado por el personal del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), luego de analizar los indicios encontrados en el interior de esa mina.

El personal policial hizo un rastrillajes por los siete socavones de la mima, donde no se hallaron restos humanos sino de otra índole, agregó Aguilera.

Añadió que una comisión multidisciplinaria integrada por personal de los ministerios de Justicia y de Gobierno, la Fiscalía y el IDIF entabló comunicación con los comunarios y escuchó sus testimonios.

Según el informe de la comisión, los comunarios negaron que en esa mina se realicen sacrificios de niños para ofrendar o realizar un tributo a la Pachamama para la explotación de minerales.
dea/rm ABI

Publicidad
FmBolivia