Piden que se mida con la misma vara a los ‘narcos’ en el Chapare

Distintas voces exigen una intervención estatal en la zona donde supuestos narcos se enfrentaron a efectivos antidrogas. Cocaleros niegan participación y encubrimiento y piden investigar a fondo el hecho

Empezaron a saltar voces de la oposición tras los hechos suscitados en el Chapare, donde el sábado efectivos de la Unidad Móvil de Patrullaje Rural (Umopar) sufrieron una emboscada en una pista clandestina en el Sindicato San Rafael, del municipio Villa Tunari. Piden que se mida con la misma vara que en Yungas a quienes operan en la zona y estén relacionados con el narcotráfico.

El sábado en la madrugada, la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) reportó que los supuestos traficantes fueron sorprendidos cometiendo un ilícito en dicha pista y que incluso fueron defendidos por un grupo de cocaleros que también portaba armas, según Isaac Limachi, unos de los dos policías que resultaron heridos en el operativo, donde también se dio de baja a Manfredo Herbas Rojas, un supuesto narcotraficante.

“El sector cocalero del Chapare tiene poder político que está vinculado con el nivel más alto de conducción del Estado y tiene sometidas a las fuerzas de seguridad, como se vio en la imágenes en redes sociales”, manifestó el candidato a la vicepresidencia de la alianza Comunidad Ciudadana, Gustavo Pedraza.

El político opositor sostuvo que las imágenes muestran “que no hay ley ni institución estatal que controle ese territorio y que urge el restablecimiento de la autoridad pública”, que tiene que prevalecer “sobre intereses de quienes se creen dueños de este territorio y prohíben la entrada de otros ciudadanos”.

El candidato presidencial de la Alianza Bolivia Dice No, Óscar Ortiz, señaló que los hechos evidencian que existe una estrecha relación entre grupos que proveen coca al narcotráfico (nueve de cada diez hojas de coca producidas en el Chapara no pasan por el mercado legal, según el informe de la ONU). “Esperamos que el Gobierno actúe con la firmeza de la ley y que no haya diferencias con la dureza con que actuaron en Yungas”, dijo.

El vicepresidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba, Andrónico Rodríguez, tildó de ‘especulación’ que los cocaleros ‘defendido’ y ‘encubierto’ a los supuestos narcos. “Es un tema muy aislado porque no está implicado algún dirigente de los 911 sindicatos y de los más de 320 centrales. Hubo problemas de los compañeros que son del sindicato San Rafael, que se han molestado y han increpado a los umopares porque estaban caminando por todas partes y no por el camino”, justificó a ANF.

La diputada Eliane Capobianco dijo que llama la atención la diferencia de estrategias del Estado, siendo que estamos en el mismo país. Cree que si es necesaria una intervención hay que hacerla, ya que el narcotráfico es un problema grave en el país.

Evo no se pronunció

El presidente Evo Morales se manifestó vía Twitter al recordar que efectivos de Umopar realizaban represiones en el Chapare durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, pero no se refirió a la emboscada que estos sufrieron a manos de supuestos narcos y a los 50 vecinos de San Rafael que los apoyaron y que evitaron que fueran apresados -según lo reportado por la dirección de la Felcn-, pese a que estuvo por esa zona durante los días de Carnaval.

En la misma red social, el senador Arturo Murillo recordó que Franclin Gutierrez, dirigente de Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de Yungas, se encuentra en la cárcel desde hace varios meses, por sospecha de haber participado en ataque a efectivos de la Felcn.

En esta línea, el representante legal de Adepcoca, Sergio Pampa, observó la falta de un pronunciamiento ágil y eficaz del Ministerio de Gobierno y las autoridades sobre este tema. “Lamentamos que no se haga un trabajo de oficio como en otros lugares donde se erradica coca excedentaria”, sostuvo el ejecutivo, a tiempo de aludir que hasta la fecha no se probó culpa sobre Franclin Gutiérrez.

Hasta el cierre de esta edición no se reportó si hubo algún detenido por este suceso y el ministro de Gobierno, Carlos Romero, no contestó su celular.

LOZA PIDE INVESTIGAR Y SANCIONAR A LOS AUTORES INTELECTUALES Y MATERIALES DE LA EMBOSCADA A EFECTIVOS POLICIALES

Ningún sindicato, ningún dirigente, y ningún productor de la hoja de coca está involucrado”, estas fueron las palabras del titular de la Federación de Productores de Coca de Chimoré del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, que pidió una profunda investigación y dura sanción para los autores materiales e intelectuales de la emboscada a efectivos de Umopar.

“El cocalero pide una profunda aclaración, una profunda investigación, una profunda y dura sanción a este tipo de cosas”, señaló el dirigente durante una entrevista a la red Erbol.

El dirigente calificó de “hecho particular” lo ocurrido en el Chapare y reiteró que el narcotráfico debe ser duramente castigado: “Este hecho es muy particular. Seguramente bajo una investigación se aclarará. Es un hecho del narcotráfico, y recalco, eso tiene que ser total y duramente sancionado, con todo el peso de la ley”, agregó.

En 2016, Manfredo Herbas Rojas, el hombre abatido por Umopar, habría emboscado a una patrulla del puesto avanzado de la Umopar, en el sector de San Miguelito (Chapare), logrando rescatar un cargamento de droga y disparando contra la humanidad de los uniformados. Esta persona tendría ese modus operandi y antecedentes de realizar estos trabajos, según la Felcn.

El Deber