Piden a juez procesar a Luis Larrea y Fernando Romero por el paro médico

El ciudadano David Ticona, afín al partido de Gobierno, solicita que se procese al presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, y al ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud (Sirmes), Fernando Romero. Pide que la Fiscalía actúe contra ambos dirigentes tras el paro médico, que se cumplió el jueves y ayer y al amparo de la Acción Popular previa.

La solicitud de Ticona se da en el marco del fallo de la Acción Popular que el pasado 10 de enero salió a su favor y determinó que sancionaría al sector de los médicos en caso de que realizaran un nuevo paro atentatorio a la salud de la población.

En una nota remitida el 10 de julio, al juez que emitió ese fallo, Ticona pide que se someta a proceso a Larrea y Romero. Ese documento solicita que “se oficie al Ministerio Público denuncia penal por el delito de desobediencia a resoluciones de acciones de defensa y de inconstitucionalidad”, contra Larrea y Romero.

El memorial también pide que el juez recopile informes sobre el supuesto incumplimiento de esa resolución al Ministerio de Salud, a la Gobernación y los gobiernos municipales de La Paz.

Los aludidos reaccionaron ante la solicitud. “Hoy (ayer) estamos notificados por una acción penal, orden de detención que están aplicando las autoridades contra los que dirigimos nuestra lucha por mejores condiciones de trabajo”, dijo Romero. Recalcó que es perseguido por exigir mejores condiciones en hospitales.

Sin embargo, Larrea aclaró que no existe una orden de aprehensión en su contra. “No hay nada (orden de detención) no tendría por qué. Nosotros pedimos que se cumpla lo que comprometió el Gobierno”, explicó.

Romero dijo que pese a este tipo de medidas, el sector continuará exigiendo mejores condiciones para el sistema público de salud. “La lucha no se detendrá por este tipo de acciones que lo único que buscan es acallarnos y amedrentarnos a todos los profesionales en salud”, sostuvo.

El jueves, el Colegio Médico de Bolivia convocó a un paro para exigir al Gobierno el cumplimiento de sus demandas, como la entrega de más ítems, infraestructura, medicamentos, equipamiento e insumos para los hospitales del sistema público.

El ministro de Trabajo, Milton Gómez, dijo ayer que esa entidad estatal declaró ilegal el paro de 48 horas del sector médico y anunció que se aplicarán sanciones para los galenos que acataron esa medida de presión.

El jueves y ayer, decenas de personas se quedaron sin atención para consultas en los hospitales públicos del país.

Ministerio de Salud: El paro fue “parcial”

El viceministro de Salud, Álvaro Terrazas, calificó ayer como “parcial” al paro médico de 48 horas que presidió el Colegio Médico de Bolivia y Sirmes. Adelantó que corresponde aplicar descuentos a los galenos que acataron la medida de presión.

“No han parado la mayoría (de los médicos), el paro fue parcial y concentrado esencialmente en algunos hospitales de tercer nivel”, indicó en entrevista con la Red Patria Nueva.

Para el viceministro de Salud, ese paro no fue contundente porque existen “médicos comprometidos con el pueblo” y la salud.

“Por supuesto a las personas que no hayan trabajado corresponden los descuentos”, explicó.

Ayer, el Colegio Médico de Bolivia cumplió 48 horas de paro para demandar que ítems para cerca de 3.000 personas, sean abiertos a una convocatoria pública y la abrogación de la Ley 1189.

Pagina Siete.

Publicidad