Pese a descenso de Reservas, el BCB descarta devaluación

Pese a que las Reservas Internacional Netas (RIN) disminuirán en 1.215 millones de dólares este año, el Banco Central de Bolivia (BCB) garantiza que no habrá devaluación de la moneda nacional frente al dólar.

Una economista advierte que la reducción de las RIN puede hacer variar el tipo de cambio.

“Tenemos las reservas suficientes para garantizar, en primer lugar, la estabilidad y el poder adquisitivo de la moneda, que es la primera función de la moneda, y garantizar la estabilidad de la moneda y eso está asegurado. Con un tipo de cambio fijo nosotros hemos mantenido una estabilidad”, afirmó el presidente del BCB, Pablo Ramos, a radio Patria Nueva.

Añadió que sólo un reducido grupo de exportadores pueden ganar con una devaluación, mientras que pierde la mayoría de la gente, debido a que está sometida a un régimen de salarios y a una renta fija.

Además, esta medida puede provocar incertidumbre sobre los precios y costos de los insumos y materias primas.

La disminución de la reservas, dijo, servirá para la transformación de la capacidad productiva y éstas a futuro generarán nuevas divisas, cuando se acabe el gas y los minerales.

El ministro de Economía, Luis Arce, anticipó que se mantendrá el tipo de cambio, salvo que pudiera existir algún efecto muy fuerte que amerite una modificación de la política cambiaria en los siguientes meses.

Para este año se prevé una reducción de 1.215 millones de dólares a causa de una “agresiva” ejecución de la inversión pública, que llegará a 5.323 millones de dólares, anticipó Arce.

Al 31 de diciembre de 2018, las RIN alcanzaron 8.946 millones de dólares. Al 15 de febrero se registró en 8.552 millones de dólares.

El martes, los empresarios privados afirmaron que la reducción de las RIN puede ser mayor a los 1.200 millones de dólares prevista por el Gobierno para 2019 y temen que esta situación derive en control de las divisas.

Ramos recalcó que diversos estudios demuestran que en países pequeños y dependientes de materias primas, no es conveniente un tipo de cambio fluctuante, sino relativamente fijo como ocurre en Bolivia.

La directora del Instituto de Estudios Avanzados en Desarrollo (Inesad), Beatriz Muriel, opinó que la caída de las RIN puede llevar a una posición más vulnerable del tipo de cambio, es decir con una mayor dificultad de mantener el precio del dólar fijo.

Explicó que el uso de las reservas busca frenar una caída del Producto Interno Bruto (PIB) este año. Si se recuperan las ventas de gas, hay una mayor producción y precios, es posible la recuperación de estos recursos.

Sin embargo, dijo que es importante evaluar también el retorno socioeconómico de la inversión con el uso de las RIN para no correr el riesgo de generar algún elefante blanco.

“Si las ventas del gas no se recuperaran, de tal manera que se continúe con un déficit en la balanza comercial, entonces es importante que se tomen en cuenta en los cálculos las pérdidas de las RIN que devienen de este déficit, asociado con el hecho de que hay más dólares que salen del país de los que entran. La caída de las RIN puede llevar a una posición más vulnerable del tipo de cambio”, manifestó.

Agregó que, producto del bajón que hubo de las exportaciones de gas, hay menores ingresos y, por lo tanto, déficit fiscal. Por eso una mayor austeridad en el gasto sería importante.

La economista explicó que la deuda externa e interna ha permitido retrasar el proceso de desaceleración, pero existen algunas señales de este proceso como es la caída de los ingresos laborales reales.

“Las inversiones muchas veces generan poco empleo y no pueden compensar esta pérdida. Esto no se ve cabalmente en las tasas de desempleo porque muchas fuentes laborales son informales”, aclaró.

Pagina Siete.

Publicidad
FmBolivia