Pequeños productores exigen aplicar leyes

Los pequeños productores agrícolas calificaron a Bolivia como el primero en promulgar normas y leyes a nivel regional, pero lamentan que los mismos no se apliquen, lo que provoca que el desarrollo del sector esté relegado.

Por ello es vital que se coordine con las autoridades del sector público para que se apliquen las normas y las leyes, y que el beneficio llegue a los pequeños productores, y de esta manera se motive la agricultura familiar, expresó René Rojas Velasco, presidente de la Coordinadora de Integración de Organizaciones Económicas Campesinas Indígenas y Originarias de Bolivia (CIOEC-Bolivia).

Lamentó que si bien Bolivia fue el primero en implementar normas, pero es el que menos implementa, a comparación de Brasil, Chile y Uruguay, que tienen políticas públicas que llegan a fortalecer a la agricultura familiar.

Por su parte, Cristián Domínguez, delegado de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), recordó que en mayo de 2018 llevaron diferentes propuestas al encuentro de pequeños productores, y se lograron aprobar 16 aspiraciones, y en agosto del mismo año se plasmó en 5 decretos y tres leyes.

Las normas aprobadas benefician al sector, pero entre 2018-2019 no se llegó a implementar hasta la fecha por los operadores de los ministerios, señaló e indicó que son 3,8 millones de productores, pero casi 2 millones no son insertados a la actividad económica debido a que no cuentan con condiciones de ofertar su producción al mercado nacional, por falta de caminos.

A eso –agregó- la distribución de tierras se realizó sin planificación, ya que no se tomó en cuenta los servicios, que tienen que ver con la salud y educación, así como otros, como agua, alcantarillado, energía eléctrica, entre otros.

LANZAMIENTO

Por otra parte, Rojas anunció que entre el 7 y 8 de julio se realizará el lanzamiento del Decenio de la Agricultura Familiar Campesina Indígena Originaria 2019-2028 en Bolivia, en el Círculo de Oficiales del Ejército de La Paz.

En Bolivia existen 861.608 Unidades Productivas (UPAs) trabajadas, el 92% correspondería a la agricultura familiar, que representa a más de 2 millones de pequeños productores que producen más de 70 alimentos de la canasta familiar, mientras que el 7 por ciento tiene un carácter de medianos productores y el 1 por ciento grandes productores que representan a 25 mil familias, en su mayoría productores de soya.

El Diario.