Peatones impedidos de circular libremente

0 0

Las principales calles de la urbe alteña están llenas de obstáculos que deben vencer los peatones, incluso deben bajar de la acera para circular.

Las tiendas, talleres y restaurantes colocan letreros y mercaderías en las aceras y las calzadas con el propósito de mejorar sus ventas y atraer a los eventuales clientes, pero en perjuicio de los habitantes.

Los operativos para despejar estos lugares dan pocos resultados, porque pasado un tiempo los anuncios vuelven a ocupar los espacios destinados a la circulación.

Los ciudadanos toleran silenciosamente este abuso, que a pesar de que existen normas, estas no son cumplidas por nadie.

EL DIARIO presenta imágenes de temas que afectan o benefician a los habitantes alteños.

El Diario.

También podría gustarte