Parque vehicular afecta calidad de vida en La Paz

Los constantes embotellamientos que se registran en varios puntos de la sede de Gobierno son atribuidos al crecimiento del parque automotor, que entre enero y noviembre de este año registra 7 % de incremento de unidades afectando los tiempos de circulación por las calles paceñas, advirtió la población en un sondeo de opinión realizado por EL DIARIO.

Si antes tomar un taxi era la manera más rápida para llegar a un destino, ahora ya no lo es, pues ahora la ciudadanía se enfrenta a un congestionamiento diario por la saturación de vehículos, aspecto que agobia a la población.

A esta situación también se suma la deficiente educación vial no solo de conductores, sino de peatones y comerciantes. Las calles están abarrotadas de tráfico vehicular y peatonal haciendo una ciudad caótica ajena a todo esfuerzo de planificación. Calles generalmente angostas, por donde a diario también circulan vehículos antiguos, que generan polución y contaminación, por los gases que emiten, sin olvidar la contaminación acústica, por el mal uso que hacen de la bocina.

El acelerado aumento en el número de motorizados en la ciudad no guarda relación con la infraestructura vial urbana, de ahí es que a diario se registran largas filas de vehículos en varias vías que se han convertido en puntos de embotellamiento por la afluencia de coches o la estrechez de las vías. Las horas críticas son de 08.00 a 09.00, de 12.00 a 14.00 y de 18.00 a 20.00. Son los períodos donde centenares de trabajadores y estudiantes tratan de llegar a sus centros laborales o establecimientos educacionales.

CIUDAD DIFÍCIL

Los pasajeros deben soportar bocinazos, palabrotas, además de la incomodidad de vehículos, cientos en desuso, que son parte de la cotidianidad de la urbe paceña. El desbalance de pobladores y vehículos hace que estos últimos reduzcan su velocidad entre 13 y 12 kilómetros por hora.

“Es mejor caminar, a soportar estas trancaderas”, protestó Miguel Vargas, quien como muchos transeúntes se quejó del desorden existente.

PUNTOS DE MAYOR AFLUENCIA

Los puntos conflictivos como la céntrica avenida Montes, 20 de Octubre, 6 de Agosto, Saavedra, Del Poeta, Costanera, Hernando Siles y muchas otras de la zona Sur, además de arterias en Miraflores, Sopocachi y Villa Fátima, son los más congestionados y se convierten prácticamente en intransitables en varios momentos de una jornada.

En las avenidas Montes, 16 de Julio (Prado), 6 de Agosto, Arce, Busch, Simón Bolívar y Tejada Sorzano, se concentra la mayor cantidad de vehículos. En un segundo grupo están calle Potosí, lavenida Camacho, el Puente de las Américas, calles Colombia, Colón, Mercado, Figueroa, Murillo, Sagárnaga y Santa Cruz. Del primer grupo, la que más circulación tiene en promedio, es la avenida Montes, por donde transitan alrededor de 2.478 coches por el carril de subida y otro tanto por el de bajada. Casi 5.000 vehículos recorren ambos carriles, es decir, a un promedio de 83 por minuto.

Un estudio realizado por la Facultad de Sociología de la Universidad Mayor de San Andrés (Umsa) reveló que los paceños pasan al menos 12 horas sentados en un colectivo o minibús, lo que genera una gran pérdida de tiempo que repercute en sus labores cotidianas y convierte a la ciudad menos atractiva para las actividades de sus pobladores.

“La Paz se volvió caótica, no hay un carril definido para los colectivos del servicio público, nadie respeta las señales de tránsito y menos las restricciones vehiculares”, sostuvo un molesto conductor.

Otro factor que impide un mejor control en el tráfico vehicular por parte del municipio como de Tránsito, está relacionado con el insuficiente número de agentes de parada, muchos de los cuales desaparecen cuando más se los necesita.

TESTIMONIOS

Miguel Vargas

“Debería haber más restricciones sobre todo de vehículos particulares. En la zona Sur es el colmo, todos sacan sus autos, parquean donde quieren y hasta golpean a los policías”.

Andrés Mamani

“Si se anularían algunos semáforos se mejoraría la circulación, pero pedir a los conductores de vehículos particulares que sean más educados, pues se creen los dueños de las calles y avenidas”.

CIFRAS

– Según el Registro Único para la Administración Tributaria (RUAT), la cantidad de vehículos que se registraron en el municipio se incrementó de 199.834 unidades en 2012, a 301.740 en 2018, es decir 45 % más.

– Los minibuses se incrementaron de 19.132 el 2012, a 33.875 en 2017, un crecimiento de 77 %.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat