Paleontólogos interesados en huellas de dinosaurios

Al menos, 300 huellas de dinosaurios fueron descubiertas en el sur de Bolivia, en la región de Tarija, a poco más de 100 kilómetros de la frontera con Argentina, según participantes de la expedición, quienes precisaron que se trata de pisadas de terópodos, ornitópodos y saurópodos. Este hallazgo despertó interés de paleontólogos internacionales.

La noticia fue dada a conocer por el geólogo Gustavo Méndez y días después fue ratificada por el director del Museo Nacional Paleontológico, Freddy Paredes, sostuvo el periodista David Maygua Vidaurre.

“Hace más de un año hubo un deslizamiento geológico por causa de las fuertes precipitaciones pluviales. Todos los fines de semana pasaba por el lugar hasta que me detuve (el 5 de septiembre) para verificar de qué se trataban esas extrañas formas y me encontré con esta sorpresa”, relató Méndez, según una publicación de Clarín.com.

Más allá de que faltan estudios complementarios para determinar la data de las huellas petrificadas y el nivel estratigráfico, donde se encuentran, el sitio se convierte en un potencial destino turístico.

Viviana Ugarte, consultora en turismo, afirmó que este tipo de recurso paleontológico es muy importante para la industria, aunque antes se debe profundizar la investigación y trabajar en su protección para evitar la destrucción de las huellas.

Por su parte, el director de Turismo del Gobierno Municipal de la provincia Cercado, Never González, dijo que con este hallazgo se suman las potencialidades turísticas de este departamento después del Cañón de Pilaya, el Valle de los Cóndores, la Reserva de Tariquía y Tajzara en la zona alta.

El director del Museo Nacional Paleontológico recomendó a las autoridades edilicias de ese municipio proteger el lugar.

El hallazgo generó expectativa e interés en paleontólogos de Argentina, Chile y Estados Unidos, quienes arribarán a mediados de octubre para realizar estudios en la zona.

Según Paredes, las huellas están en un lugar que fue una playa de lago o marina en el pasado y donde los dinosaurios se movían e iban pisando barro, pero todo ese material cubierto con el tiempo se petrificó y posteriormente vinieron los acontecimientos de la formación de Los Andes en la que las rocas se plegaron y fracturaron como está en la actualidad.

El Diario

Publicidad
Abrir chat