Padres de familia piden reparación de escuelas

Padres de familia de 40 unidades educativas del Macrodistrito San Antonio protestaron ayer en puertas del palacio Consistorial en demanda de mejoramiento de las infraestructuras escolares. Las autoridades de la comuna reconocieron las deficiencias e informaron que se encuentran cumpliendo con un cronograma de trabajo en esta materia.

Los familiares de los estudiantes de la unidad educativa Pedro Poveda pidieron el mantenimiento de la infraestructura que desde hace varios años se encuentra sin atención. “Nuestros hijos deben pasar clases en condiciones precarias, peso a que realizamos las debidas demandas a la Municipalidad”, dijo uno de los padres de familia.

“Hace varios años que la Alcaldía no realiza el mantenimiento en la escuela. Ojalá que las autoridades no esperen más tiempo, porque las necesidades aumentan y los niños deben soportar las consecuencias”, dijo Luis Ramos, uno de los padres de familia.

Dicha unidad educativa alberga a más de 1.000 estudiantes, por los que los padres de familia pidieron una revisión más constante y el arreglo en las escuelas: Muchas de ellas presentan destrozos en los baños, en el alumbrado, en los pisos, entre otros.

“En algunas unidades educativas se evidenciaron grandes destrozos como baterías de baño quebradas, paredes deterioradas, luminarias en mal estado, aulas pintarrajeadas y pisos en mal estado”, dijeron los padres de familia.

Juan Lima, padre de familia de un estudiante de la escuela 24 de Junio, señaló que estos temas ya son de conocimiento de las autoridades e incluso mandaron cartas a la Unidad de Mantenimiento de Infraestructura de la Alcaldía, en las que se pide atender las falencias estructurales de las unidades educativas del macrodistrito San Antonio.

Por su parte el director municipal de Educación, Carlos Sotomayor, reconoció algunas deficiencias en las escuelas, que esperan ser atendidas de acuerdo a un plan de trabajo. Señalaron que se reunirán con los padres de familia para dar a conocer el cronograma de obras en estas escuelas.

No desmerecemos las protestas –dijo– pero en muchos casos sentimos que existen afanes de protagónicos en algunos padres de familia.

El Diario.

Publicidad
FmBolivia