Padre de feminicida pide se entregue

Un chofer de 28 años de la ciudad de El Alto se dio a la fuga luego que, presuntamente, matara a su esposa. Su padre, a través de los medios de comunicación, pidió al fugitivo que se presente ante las autoridades.

“Una discusión en estado de ebriedad, después de asistir a un evento social, fue lo que terminó con la agresión de mi hermana Mery, le había golpeado en todo su cuerpo. Está hinchado, es por eso que tenía incluso ese coágulo y sangre en la región del cerebro. Es por eso que nosotros estamos demandando justicia”, lamentó el hermano de la víctima quien exigió no solo la pronta detención de Hilber F., responsable de la muerte de una joven madre en la localidad de Viacha.

Preliminarmente se conoce que la agresión hubiera ocurrido a las tres de la madrugada del lunes y recién a las tres de la tarde la mujer fue llevada a un centro médico en esa localidad, porque no respondía. Del Hospital de Viacha fue derivada posteriormente al Centro de Trauma del Hospital Corazón de Jesús, donde llegó en estado de coma y se le realizó una tomografía que evidenció que sufría hemorragia y un edema cerebral.

Según datos proporcionados por el hermano de la victimada, una carta escrita por el agresor señala que se hace responsable de la muerte de la mujer: “Yo le maté a la Mery, en estado de ebriedad, me la van a cuidar a mis hijas”, indica la carta del supuesto agresor, quien con sus 28 años huyó después de cometer el delito.

“Pedimos a la ciudadanía nos ayuden a encontrar a este hombre asesino de mi hermana, que hoy deja a dos hijas de ocho y seis años, me duele mucho en el alma su muerte violenta, a golpes, por eso pido justicia, justicia por mi hermana”, indicó afectado y dijo esperar la máxima pena en contra del responsable.

El informe médico realizado por Jorge Jiris, del Hospital del Trauma, confirma que al promediar las 16.00 horas es remitida del Hospital de Viacha a una paciente de sexo femenino, identificada como Mery V. de 26 años de edad, quien ingresa de forma inmediata a servicios generales en malas condiciones.

“El estado de la paciente estaba en coma, razón por la que se le realiza una tomografía de encéfalo, evidenciando una hemorragia al interior del cerebro y un edema cerebral bastante importante, es sometida a una neurocirugía de emergencia. Pero lamentablemente en plena cirugía la paciente presenta un parto cardiorespiratorio, por lo que se realiza la reanimación básica y avanzada, aspecto que permitió revertir el cuadro”, detalló Jiris.

Al terminar la cirugía, la paciente es trasladada a terapia intensiva donde nuevamente sufrió otro paro cardiorespiratorio, logrando nuevamente realizar reanimaciones, pero no se logró revertir el cuadro, llegando a fallecer.

Según referencias de los familiares, antes de la agresión estaba consumiendo bebidas alcohólicas con su pareja y aproximadamente a las 03.00 es cuando se genera una agresión física por parte de su esposo, pero solo a las 15.00 horas del día siguiente es cuando es traslada a un centro de salud, porque no reaccionaba.

El Diario.