Pacientes y médicos luchan por la vida, entre carencias

0

El alto costo de los tratamientos, la falta de especialistas y centros oncológicos son una muestra del drama de la salud pública que soportan los enfermos con cáncer en Bolivia. Pero no solo con eso se enfrentan, sino también aparece la falta de empleo o circunstancias sociales que hacen más dura su recuperación, como la discriminación. Otros pacientes se ven afectados por falta de alternativas para su curación o por no poder acceder a ellos por su condición económica.

El año pasado, cuando Juana (39), oriunda de Potosí, sintió unas “bolitas” en su pecho derecho, no le dio importancia, pensaba que no sería nada grave. Tiempo después, los médicos le diagnosticaron cáncer de mama en etapa avanzada. Recuerda que para lograr un tratamiento tuvo que peregrinar por varios meses, pues en su tierra natal no hay oncólogos ni hospitales especializados para atender el cáncer.

Con el poco dinero que gana vendiendo refrescos hervidos y recurriendo a préstamos, logró llegar a La Paz, al Hospital de Clínicas para tener un diagnóstico certero e iniciar con su tratamiento. De emergencia tuvo que operarse y hacer quimioterapias. Relata que la plata no le alcanza y hay días en que no tiene nada que llevarse a la boca. Su familia la abandonó, cuando se enteraron que tenía cáncer.

De acuerdo al Ministerio de Salud, cada año aparecen 11 mil nuevos casos de cáncer, de los cuales 7.500 afectan a las mujeres. De esta cifra entre el 24 por ciento y 25 por ciento corresponden al cáncer de cérvix y un 16 por ciento a 17 por ciento están relacionados al cáncer de mama, que hace ya varios años se ha posicionado como la segunda causa de muerte entre las mujeres.

A NIVEL NACIONAL

De acuerdo a los testimonios recogidos por ANF, en los departamentos de Beni, Tarija, Potosí, Oruro, Santa Cruz, Cochabamba, Sucre, La Paz, la mayoría de los hospitales públicos no cuenta con infraestructura para atender el cáncer ni siquiera tienen equipos para diagnosticar la enfermedad. Tampoco existen suficientes camas ni especialistas, incluso los medicamentos escasean, por eso muchas veces, los pacientes se ven obligados a migrar hasta la sede de Gobierno, donde al menos hay alternativas de tratamiento.

Amanda Vivero, representante de los enfermos con cáncer de Santa Cruz, cuenta que la realidad de los enfermos con cáncer en esa región es preocupante. Por día se reportan entre cinco a seis muertes de mujeres por cáncer cervicouterino y de dos a tres por mama. Además, ese departamento tiene la tasa más alta de leucemias en infantes.

De acuerdo a la dirigente, abundan clínicas privadas que ofertan el tratamiento para el cáncer, pero por los costos elevados su acceso es limitado y la gran mayoría se atiende en el Instituto Oncológico, donde grandes y pequeños buscan la cura a su enfermedad. Por esa situación, dice que muchas veces el nosocomio está colapsado o carece de medicamentos esenciales.

Los departamentos de Beni, Oruro y Pando no cuenten con un oncológico y menos con especialistas ni equipamientos para tratar la enfermedad. En Sucre hay una ley departamental, pero falta un oncológico pediátrico

Mariela Guerra, dirigente de enfermos oncológicos de Sucre, expresa, que en ese departamento recientemente (en julio) se aprobó una ley departamental que garantiza la atención gratuita de cáncer de cuello uterino, de ovario, endometrio, vulva, infiltrante de mama, estómago y esófago con un presupuesto de Bs 5 millones en el Instituto Chuquisaqueño de Oncología (ICO).

Dice que esa norma aún está en “proceso” y que es necesario que la Ley del Cáncer cubra otro tipo de enfermedades, como el de pulmón, que afirma es una de las más caras en tratamientos. Pero, remarca que los más urgente para el sector es que establezca la estabilidad laboral para aquellos trabajadores que padezcan de este tipo de dolencias.

La directora del ICO, Maribel Mármol, señala que por el momento ve difícil implementar un centro oncológico pediátrico en la capital, empero, afirmó que por consenso entre los pacientes se determinó «dar los primeros pasos» para iniciar con esa especialidad.

En La Paz, los pacientes piden que se conforme una Red Nacional de Cuidados Paliativos y se trabaje en la elaboración de un perfil epidemiológico para conocer cuáles son los tipos de cáncer más frecuentes a nivel nacional. Además de la humanización de la salud.

La secretaria de Fiscalización de la Asociación de Pacientes con Cáncer y Familiares del Hospital de Clínicas, Susana Zuazo, considera que el Gobierno debe garantizar un fondo de lucha contra el cáncer para los pacientes de esos casos recursos, en tanto se aplique la gratuidad de la Ley del Cáncer.

Zuazo señala que también que se debe equipar y construir institutos oncológicos en los nueve departamentos para dar atención integral a pacientes y facilitar el trabajo de los galenos.

MÉDICOS

La oncóloga radioterapéuta del Hospital de Clínicas, Lilian Zamuriano, revela que los especialistas para tratar el cáncer son pocos en el país y planteó que se permita que aquellos oncólogos, tecnólogos, físico-médicos y radiooncólogos que trabajen en el sector privado, también puedan ejercer en el sistema público.

Zamuriano señala que de esa forma se transmitirán conocimiento y se reforzará la atención en los nosocomios públicos.

Indica que para los tratamientos de radioterapia a nivel nacional solo existen 14 radiooncólogos. En La Paz cinco; Sucre, dos; Cochabamba, tres; Santa Cruz, 4. Mientras que físico médicos solo existen ocho.

La profesional resalta la importancia de que el Gobierno, gobernaciones y municipios incentiven las capacitaciones de los médicos a fin de erradicar y prevenir el cáncer en el país. Afirma que la reglamentación de la Ley del Cáncer debe garantizar la formación de este tipo de recursos humanos en los hospitales de todo el país.(Agencias)

El Diario.

También podría gustarte
Abrir chat
Powered by