Pacientes renales en espera por detención de único especialista

Si bien la atención en la unidad de Nefrología del Hospital Obrero continúa desarrollando sus funciones diarias, los pacientes del único especialista en trasplante renopancreático del nosocomio se encuentran en “Statu Quo”, mientras se conozca la determinación legal de la Fiscalía. La Asociación Boliviana de Dializados y Trasplantados (Asoboldi) analizará determinaciones frente a perjuicio de pacientes.

De acuerdo con información de la Caja Nacional de Salud (CNS) Regional La Paz prepararán representaciones legales, tomando en cuenta que se debe priorizar la vida, en base a ello se pedirá la liberación del nefrólogo Crhistian O. S. debido a que es el único especialista trasplantólogo con el que se cuenta.

En el caso de que se consiga la liberación del Nefrólogo, existe la posibilidad del cambio de nosocomio para que se continúe con la atención a los pacientes. El nefrólogo que se vio envuelto en la denuncia por tráfico de órganos, aproximadamente tiene a su cargo a más de 100 pacientes trasplantados.

En entrevista con radio Fides, el administrador regional de La Paz, William de la Barra, señaló, ante la ola de denuncias, que en estos últimos años se generaron dentro la aseguradora, que se aclararán con el tiempo, existe temor en los profesionales en salud de trabajar en la institución.

“Existe cierta susceptibilidad de los profesionales en salud (…) nosotros formamos a los mejores especialistas, pero se van a la parte privada; somos los mejores generadores de recursos humanos, pero las ofertas de afuera puede que sean mejor”, manifestó

De la Barra manifestó que existe fuga de profesionales de la institución y lamentó que ante cualquier denuncia, los especialistas son maltratados e incluso son tratados como delincuentes.

ASAMBLEA

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Boliviana de Dializados y Trasplantados (Asoboldi), Mauricio Beltrán, anunció que en una asamblea se definirán las posturas que asumirán los pacientes.

Beltrán aseguró que el nefrólogo Crhistian O. S. no solo se ocupaba de los trasplantes, sino también realiza el seguimiento a pacientes pre, post trasplantes, hemodiálisis y en progresión renal (que cursan la enfermedad renal).

El representante afirmó que a un paciente trasplantado se lo hace seguimiento mensualmente, y al no tener este control, que lo maneja el especialista de cabecera por el vínculo estrecho que se crea médico-paciente, representa un peligro para los trasplantados.

SUSPENSIÓN

Para los pacientes renales, una semana de suspensión de atenciones, representaría un grave descuido a su salud. Actualmente, la unidad de Nefrología del Hospital Obrero desarrolla sus funciones con normalidad, sin embargo, se ve afectada la consulta externa del nefrólogo, envuelto en la polémica.

En tanto, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, señaló que la modificación de la normativa, respecto al trasplante de órganos implicaría proponer una nueva ley que tomaría un tiempo de al menos un año.

La autoridad gubernamental informó que en el caso de la aseguradora, sobre tráfico de órganos, es un tema irregular de aplicación de una norma vigente que indica que los trasplantes son voluntarios y debe ser aplicada por médicos, donadores y receptores.

DATOS

Según datos de la Caja Nacional de Salud (CNS), en la ciudad de La Paz se tiene el registró de 113 pacientes trasplantados; en la gestión 2017, se realizaron 27 trasplantes; el 2018, 23 y en está gestión el caso denunciado se iba a constituir en el primer trasplante renal, habiendo una lista de espera aproximada de 30 pacientes. En promedio la institución realiza mensualmente dos trasplantes renales.

El Diario.