Opositores enfrentados por apoyo a Ortiz se acusan de transfugio y de políticos serviles

Una fracción de legisladores de la oposición se enfrentaron el lunes con acusaciones de transfugio y de ser políticos serviles, después que los diputados Rafael Quispe y Wilson Santamaría sellaron un pacto con el senador Óscar Ortiz, candidato presidencial de la alianza “Bolivia dice No”.

El diputado de Unidad Nacional (UN), Amilcar Barral, tildó de “tránsfugas” a Quispe y Santamaría, al recordar que ambos fueron electos en las nóminas de ese partido político que, además, rompieron una alianza con el Movimiento Demócrata Social (Demócratas) por imponer la candidatura de Ortiz.

“Creo que los paceños no estamos de acuerdo con el transfugIo, no estamos de acuerdo que los políticos se cambian de cama cuando quieran”, argumentó.

Horas antes, Quispe y Santamaría se mostraron públicamente como líderes de la agrupación política ‘Pueblo’ y rechazaron entregar su curul a UN.

“Si quiere pedir (curul), que le vaya a pedir a su abuela”, dijo Quispe ante las críticas de Barral.

Por su parte, Santamaría declinó sostener un debate con un “mensajero”, asegurando que Barral se queda en UN para hacer “mandados” al jefe de ese partido, el empresario Samuel Doria Medina.

rm/rsl ABI