Ocho efectivos fueron rebasados en conflicto

Solamente ocho efectivos policiales intentaron dispersar al grupo de choferes que se enfrentaron con palos y piedras, pero extrañamente la turba que lideraba el ejecutivo de los choferes en El Alto, Víctor Tarqui, estuvo muy bien resguardada por los efectivos del orden, de la misma forma custodiaron el edificio del gremio en esta urbe.

Minutos antes que se inicie el enfrentamiento entre ambas partes, los ocho efectivos policiales intentaron persuadir a ambos lados, pero en ese momento los grupos de choferes ya se encontraban exaltados, por lo que los policías tuvieron que quedarse a un lado al verse rebasados por la superioridad en número de ambos lados de los choferes y de esta forma se tuvo que lamentar varios heridos de los cuales uno es de gravedad.

La vecindad que vive en este sector de Ciudad Satélite y alrededores, hicieron conocer su voz de protesta contra los uniformados y sus mandos superiores, debido a que conociendo la magnitud del problema y los riesgos que significaron el enfrentamiento, el comando regional de El Alto, tenga que enviar a solo ocho policías.

“Es una vergüenza que aquellos llamados para brindar seguridad en este tipo de casos para que no se llegue a enfrentamientos como el que vimos, no tengan la capacidad de saber de cómo solo ocho policías pueden controlar a semejante enfrentamiento de choferes, las máximas autoridades del comando general deberían sancionar a los altos mandos que decidieron enviar solamente a este número de efectivos, podía haber sucedido una tragedia”, denunció Isabel Gutiérrez, vecina de Ciudad Satélite.

De la misma forma, uno de los dirigentes del sindicato Eduardo Abaroa, Boris Camacho, también denunció que los ocho efectivos del orden llegaron a mucha insistencia del directorio de su sector, porque a decir del dirigente este enfrentamiento ya se venía, porque desde tempranas horas de la mañana del jueves, algunos grupos sospechosos merodearon los sectores de las paradas que tiene el sindicato Abaroa.

“Lamentablemente a mucha insistencia de los llamados que hemos efectuado al Comando Regional de la Policía, nos han enviado estos ocho efectivos, como una burla, conociendo la magnitud del problema, por eso sospechamos que la ausencia policial no fue casual”, afirmó el dirigente.

Sin embargo, en el otro lado del problema y de manera muy extraña, uno de los gestores de este enfrentamiento, ejecutivo de la Federación Andina de Choferes, Víctor Tarqui, se encontraba muy bien custodiado por efectivos policiales, así como el resguardo de sus oficinas en la zona de Villa Dolores.

El Diario.