Nacionalización de YPFB generó $us 37.000 millones

El 1 de mayo se cumplieron 13 años de la nacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y el presidente de la petrolera, Óscar Barriga, informó ayer que en ese tiempo a Bolivia ingresaron 37.000 millones de dólares por la exportación de hidrocarburos. Aseguró que de no ser por la medida ese dinero hubiera beneficiado a empresas extranjeras y salido del país.

“La nacionalización nos permitió disponer de 37.000 millones de dólares de renta petrolera, que fue distribuida a todos los beneficiarios. Ese monto de dinero, que fue resultado del negocio del gas, no hubiera ingresado como renta petrolera si este recursos no nos pertenecía”, declaró Barriga a los medios gubernamentales.

La autoridad destacó que estos recursos benefician a gobernaciones, municipios, universidades públicas y que permiten financiar gran parte de los bonos Juancito Pinto, Juana Azurduy y Dignidad.

El 1 de enero de 2006, a meses de haber asumido el gobierno, el presidente Evo Morales dictó el Decreto Supremo 28701 de nacionalización de los hidrocarburos, que obligó a las empresas petroleras que operaban en Bolivia en la producción de gas y petróleo a entregar a YPFB toda la producción de hidrocarburos.

El decreto estableció también que el Estado boliviano tomaba todo el control y dirección de la producción, transporte, refinación, almacenaje, distribución, comercialización e industrialización de hidrocarburos.

Al recordar los 13 años de la nacionalización de YPFB, el presidente de YPFB reiteró que con las actuales reservas de gas probadas que se tiene en el territorio boliviano están garantizados los ingresos económicos de los bolivianos por los próximos 17 años. Precisó que esas reservas equivalen a los 70.000 millones de dólares. “Los beneficiarios del negocio del gas son todos los bolivianos, absolutamente todos”, insistió la autoridad.

A finales de 2018, la empresa canadiense Sproule informó que las reservas probadas de gas natural en Bolivia alcanzan los 10,7 trillones de pies cúbicos, los que al ritmo actual de consumo y producción alcanzan para 14,7 años.

Pagina Siete.