Nace la asociación de víctimas del paro médico con 100 afectados

Pacientes se unen para crear la asociación de pacientes y víctimas del paro médico en Bolivia. La organización fue fundada hace tres semanas y ya cuenta con más de 100 afectados que no recibieron atención por la medida de presión que realizan los galenos y los trabajadores de salud desde el 19 de agosto.

“En la organización ya tenemos a más de 100 afectados. Pero sabemos que hay muchos más”, dijo David Ticona, representante de la organización e impulsor del amparo constitucional contra las movilizaciones de los médicos.

Ticona contó que las personas que forman parte de la organización fueron víctimas de las movilizaciones de los galenos. “No reprochamos sus protestas, quizá son justas, pero no permitiremos que sus medidas de presión perjudiquen a la población, incluso poniendo en riesgo la vida de los enfermos”, aclaró.

Desde el 19 de agosto, el Colegio Médico de Bolivia realiza un paro en los establecimientos de salud públicos y del seguro social. Pese a que en pasados días el sector empezó un diálogo con el Gobierno, la negociación quedó en un cuarto intermedio. La medida era en un principio de forma indefinida, pero ante la sentencia constitucional 0326/2019-S2 que prohíbe paros indefinidos, los galenos definieron que su protesta durará 20 días.

Entre sus demandas están la inclusión a la Ley General del Trabajo, la institucionalización de cargos, la abrogación de la Ley 1189 de fortalecimiento de la Caja Nacional de Salud (CNS), la declaratoria al sector como estratégico y la participación en la redacción de ley contra el cáncer.

“Han pasado más de 30 días y el paro aún persiste. Ni el Gobierno ni los médicos dan su brazo a torcer. ¿Quién es el más afectado? Es el paciente”, puntualizó Ticona. Ante esa situación, aseguró que se armó un grupo de WhatsApp para denunciar este hecho.

Hasta la fecha registraron cuatro fallecidos, indicó. “El caso más emblemático es el que se reportó en Oruro, donde una mujer embarazada falleció ya que no fue atendida oportunamente por el paro. Ahí incluso la familia llevó el féretro al hospital”, dijo.

Sostuvo que otros pacientes se vieron perjudicados porque aún no se sometieron a las cirugías que tenían programadas.

Página Siete visitó ayer el Hospital Obrero y el policlínico Manco Kapac, que pertenecen a la CNS. Este medio hizo también un recorrido además por el Hospital de Clínicas, el Instituto Gastroenterológico y el Hospital del Niño. Observó que en los nosocomios mencionados las atenciones son casi normales.

“Sólo tiene que venir a ventanilla y decir que su atención es para emergencia. Si paga, usted podrá acceder a una consulta, pero si viene por el SUS (Sistema Único de Salud) debe traer su ficha de transferencia”, indicó el personal de ventanilla del Instituto Gastroenterológico. Indicó que en todos los consultorios hay atención.

En el Hospital de Clínicas el personal informó que realizan de forma normal las cirugías programadas. “Aunque las atenciones para especialidades son previa autorización”, dijo uno de los trabajadores de Caja.

En el Hospital Obrero, Jaime contó que “tuvo que exagerar con los dolores para ser atendido en Emergencias”. Dijo que no puede esperar una consulta porque teme por su salud.

En la sala de traumatología del Policlínico Manco Kapac indicaron que una vez se resuelva el paro, se realizará un nuevo cronograma de las citas médicas.

Médicos instalan segundo piquete, piden indemnización y un bono por riesgo

Tres médicos instalaron ayer el segundo piquete de huelga de hambre para exigir el cumplimiento de sus demandas por el Gobierno en el Hospital del Niño de La Paz. Aseguraron también que aceptan ingresar a la Ley General del Trabajo de forma gradual.

Solicitan, además, la entrega de una indemnización para los médicos que pierdan la vida en funciones y el pago de un bono anual de 5.000 bolivianos.

“Hemos instalado el segundo piquete y estaremos hasta las últimas consecuencias”, indicó la delegada del Sirmes La Paz, Nilsa Zelaya.

Ayer se cumplió el segundo día de huelga del primer piquete liderado por el ejecutivo del Sirmes, Fernando Romero. La medida de presión fue instalada en el Hospital de Clínicas, “Queremos la inclusión a la Ley General del Trabajo, no importa que sea gradual”, sostuvo el dirigente. “Si el Gobierno acepta, mañana mismo levantamos el paro”, aseguró el dirigente.

El sector anunció que por cada día que no se aborde el tema se sumarán nuevos piquetes.

Pagina Siete.

Publicidad