Municipio toma posesión de zona franca de Bolivia

El municipio de Rosario tomó posesión de predios, que Argentina entregó a Bolivia hace 50 años para una Zona Franca en esta región y busca otro sitio con el mismo fin para impulsar el comercio regional.

El pasado martes se oficializó la recuperación de esa zona central junto al río, que la Municipalidad planea recuperar para convertirla en un Mercado del Río, informó el medio digital Rosario3.com.

“Vamos a incorporarla al ejido urbano como siempre quisimos”, dijo la intendenta Mónica. Se oficializó la recuperación de la Zona Franca de Bolivia por parte del municipio de Rosario, en un trabajo conjunto con Nación y provincia.

Son más de 57 mil metros cuadrados en la zona central de la costa rosarina, que la Municipalidad planea convertir en un centro gastronómico y cultural que se llamará Mercado del Río, señala el medio digital.

Después de muchos años de trabajo conjunto entre Rosario y la cancillería argentina, el pasado martes se oficializó la recuperación de la Zona Franca de Bolivia. Se firmó la autorización para que el municipio ingrese al predio portuario para empezar con la limpieza y con la construcción del Mercado del Río.

«Tras cuarenta años de trabajo, hoy firmamos un convenio entre la Nación y la provincia y a su vez la provincia con el municipio, para que recuperemos la Zona Franca de Bolivia», destacó Fein. Y recordó que son «más de 57 mil metros cuadrados que pasan a estar en el ejido urbano como siempre quisimos».

La jefa comunal describió que «hay ahí una importante cantidad de chatarra, estamos en trámite para que la aduana boliviana la dé de baja y que la aduana argentina nos permita retirarla». También comentó que «algunos galpones están en una zona de muelles que no están en buenas condiciones».

LA ZONA FRANCA

Abarca un sector de 553 metros de longitud y un ancho variable de unos 60 metros en promedio, lo que da un total de 2 hectáreas. Está ubicada en el sector céntrico de la ribera del río Paraná, área que ha sido desafectada de usos portuarios por la normativa urbanística municipal. Tanto la precariedad como el colapso de los muelles existentes, que datan de más de cien años de antigüedad, imposibilitan el uso de dicha zona para fines portuarios, planteándose así una limitación operativa, más allá de la que impone la propia normativa vigente.

Cabe remarcar que la Zona Franca de Bolivia se encuentra en estado de abandono (el último barco amarró en 1988). Desde hace varias décadas, la zona en cuestión exhibe un estado de abandono, deterioro y destrucción importante, en constante avance. Esto agudizaba el riesgo de seguridad para la ciudad, debido a la existencia de rejas y tejidos e iluminación insuficiente, señala el medio argentino.

TAMBIÉN LA DE PARAGUAY

En la Municipalidad también hay expectativa por la recuperación de la Zona Franca de Paraguay, como anunció hace algunos días el canciller argentino Jorge Faurie tras una reunión con su par de Paraguay.

Según anunció la Cancillería argentina, Paraguay ratificó la devolución del actual predio, del cual tomará posesión Santa Fe a través del Ente Administrador del Puerto de Rosario (Enapro), recuperando así la provincia un espacio esencial para la operatoria de la moderna terminal portuaria.

El Diario.