Multitudinaria marcha pidió justicia para Jonathan Quispe

La Universidad Pública de El Alto (UPEA) exigió pena máxima para autor del asesinato de Jhonatan Quispe.

Cientos de estudiantes, administrativos y docentes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) colapsaron el centro paceño con una multitudinaria marcha que recordó la muerte del universitario alteño Jonathan Quispe y exigiendo la pena de 30 años para el culpable del deceso del universitario.

La UPEA recordó un año de asesinato del estudiante Jhonatan Quispe, quién fue víctima del abuso policial en una protesta que realizaba esa casa de estudios superiores en demanda de mayor presupuesto para la institución.

Los órganos encargados por ley imputaron al culpable únicamente por homicidio beneficiándole con una pena de cinco años de privación de libertad, resolución rechazada por la comunidad universitaria que exige 30 años de pena.

“Esa fue una decisión arbitraria porque el compañero Jhonatan fue asesinado por la Policía y no fue un homicidio como lo catalogaron las autoridades”, manifestó el representante de la asociación de docentes de la carrera de Derecho de la UPEA, Lino Quispe.

Exigió la sanción correspondiente tanto a los autores intelectuales (Ministro de Gobierno y jefes policiales) como autores materiales del hecho. “Sabemos que alguien ordenó reprimir a los estudiantes lo que causó la pérdida irreparable de Jhonatan”, dijo.

Aseguró que si se agotan las instancias pacíficas que exigen justicia para el universitario se radicalizar las medidas de presión hasta ser escuchados por las autoridades e incluso amenazó con el bloqueo de carreteras.

En ese marco el director de la carrera de Comunicación Social de la UPEA, Gabriel Duchen, se sumó al pedido de 30 años de pena para el asesino del estudiante Jhonatan Quispe.

“La pena de cinco años al responsable de la muerte de nuestro estudiante nos parece un absurdo y un insulto a la población boliviana”, sostuvo e informó que esa universidad presentó un recurso de apelación y se encuentran a la espera de la fijación de la hora y día de audiencia.

Duchen afirmó que la universidad continúa en déficit presupuestario por lo que posteriormente también se iniciará con el pedido del incremento de presupuesto para garantizar el funcionamiento de la universidad.

En tanto el estudiante de primer año de la carrera de Comunicación Social de la UPEA, Juan Aliaga, lamentó el actuar de la justicia con personas inocentes por lo cual aseguró que la lucha por justicia permanecerá en las calles.

Con lo ocurrido con su compañero aseguró que los estudiantes se sienten vulnerados y en riesgo con las represiones policiales en movilizaciones pacíficas que buscan mejores días para la población estudiantil.

Crespones y atuendos negros como símbolo de luto fue el uniforme de la comunidad estudiantil que recorrió las principales calles de la ciudad de La Paz realizando mítines en el Ministerio de Economía y el Ministerio de Justicia.

Previo a la movilización, la UPEA organizó una misa en memoria del universitario en el lugar de su asesinato en la ciudad de El Alto, posteriormente la comunidad estudiantil se concentró en la Cervecería de la ciudad de La Paz, para descender a la sede de Gobierno.

Al menos 35 carreras participaron de la protesta junto a administrativos y docentes por lo cual las actividades académicas fueron suspendidas el día de ayer.

El Diario

Publicidad