Ministro Romero desiste de procesar a cibernautas

Los procesos iniciados por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, contra los cibernautas que cuestionaron su administración serán retirados. La autoridad del Estado dijo que no hará caso a las críticas, insultos y calumnias que se generen en las redes sociales porque es la condición de las personas públicas y seguirá los concejos de sus asesores y personas particulares.

Días atrás, la autoridad de Estado advirtió e inició procesos legales contra varias personas que hubieran afectado su dignidad con comentario, críticas e insultos a raíz del escándalo desatado debido a los nexos existentes entre el narcotráfico y efectivos de la Policía Boliviana, vinculados con Pedro Montenegro cabecilla que una red transnacional narco.

Además de cibernautas, de quienes dijo que fueron identificados, inició un proceso penal contra la diputada de oposición, Jimena Costa, (UD) con cargos por afectar su honorabilidad, también contra el ahora excoronel de Policía Gonzalo Medina, quien guarda detención preventiva penitenciaria, también denunciado por calumnias y difamación.

La continuidad de los anunciados procesos fueron descartados. Tal decisión fue informada ayer por el titular de Gobierno quien afirmó que la condición de persona pública los expone este tipo de actitudes y reacciones por parte de algunas personas.

“Mi preocupación principal es la lucha contra la delincuencia, tengo un acumulado de acciones intensivas durante estos años y resultados objetivos alcanzados. Ese tema de redes sociales o de medios de comunicación que expresan vocerías políticas si no critican tenemos que asumir las críticas con humildad, si nos observan el trabajo tenemos que asumirlo con reflexión, con filosofía. Si nos insultan lamentablemente tenemos que aceptarlo es la condición de una persona pública, si nos calumnian también porque los hechos representan verdades fácticas por sí solas”, dijo el Ministro de Gobierno en declaraciones difundidas la tarde de ayer.

LEJOS DE LA REALIDAD

Con relación a las reacciones de parlamentario de oposición, de quienes afirmó que siempre estuvieron lejos de la realidad, el ministro Romero señaló que están más preocupados por el ministro de Gobierno que por los hechos que ocasionaron el conflictivo panorama, “…situación que me enorgullece, si no le interesada tanto a la oposición sería un ministro inadvertido, intrascendente, pero si formo parte de las preocupaciones tan permanentes de la oposición será que mi trabajo tendrá efecto”, señaló.

Las críticas contra el ministro Romero estuvieron marcadas por el desorden al interior de la Policía Boliviana que permitió se infiltrara el capo narcotraficante Pedro Montenegro, con orden de captura internacional desde 2015, quien además fue con decorado por el entonces Director Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Santa Cruz.

“Me han aconsejado nuestros asesores que no haga caso a ese tema de redes sociales, así es que me voy a manejar en ese sentido, no voy a hace caso a ese tema vamos a seguir trabajando como lo hemos hechos, porque en este tema de Montenegro hemos estado presentes día a día hasta que se cierre toda posibilidad de escapatoria de esta persona y ahora tenemos otras tareas que cumplir”, dijo el ministro en la referida conferencia de prensa difundida desde Santa Cruz.

DISCULPAS PÚBLICAS

Días atrás en declaraciones públicas el ministro Romero emplazó la diputada Jimena Costa (UD) para que en 24 horas demostrara que era padrino de bodas de un narcotraficante, según mencionó Pablo Ramos, afirmación equivocada por la cual la asambleísta se disculpó públicamente.

No obstante, ante el proceso penal formulado por el Ministro Romero, la diputada dijo estar sorprendida y que la pregunta de fondo es ¿hasta dónde quiere llegar el ministro Romero? con su actitud que calificó de amenazante y ante las cual también tomará acciones.

“Yo sí me disculpé y a pesar de la disculpa ahora viene el proceso. Lo que me estoy preguntando es qué es lo que busca, porque claramente no es una disculpa y probablemente tendrá que preocuparme qué es lo que busca, hasta dónde quiere llegar el ministro. A quién le pido garantías para mis hijos es la pregunta ahora”, señaló Costa quien dijo sentirse intimidada.

“Como lo saben todas las madres que me ven cuando te buscan te encuentran y qué se produce con ello, me voy a parar y voy a sacar mis garras porque (…) quieren restringir mi libertad de expresión”, señaló la asambleísta. Recientemente, la agencia noticiosa Fides publicó haber accedido a registros judiciales que evidencian un proceso penal interpuesto por el ministro Carlos Romero contra la diputada Costa, con cargos por delitos contra el honor, el mismo que radica el Juzgado Tercero de Sentencia.

De igual forma se querelló contra el excoronel Gonzalo Medina, por los similares cargos debido a que en la audiencia cautelar del pasado 24 de abril señaló haber sido ratificado a petición del ministro Romero.