Ministro de Defensa se molestó con personal de Migración y del Sedes

59

El ministro de Defensa, Fernando López, llamó la atención al personal de Migración y del Servicio Departamental de Salud (Sedes) que controlan la frontera de la localidad de Arroyo Concepción porque dejaron ingresar libremente a los ciudadanos brasileños que viven en Corumbá y Campo Grande.

López llegó ayer al municipio de Puerto Suárez para verificar que el cierre de la frontera con Brasil se cumpla a cabalidad; sin embargo, se encontró con una realidad distinta. Los ciudadanos brasileños ingresaban normalmente a territorio boliviano a realizar compras y otras diligencias.

“¿Por qué dejan ingresar a las personas que viven en Corumbá?, ellos son brasileños, y en la declaratoria de cuarentena dice que no debe entrar ningún extranjero”, expresó molesto el ministro.

López explicó al personal que solamente los bolivianos pueden cruzar la frontera, previa revisión médica del personal del Sedes.

Durante el reclamo de López, una funcionaria le dijo que no tenían termómetro para tomar la temperatura de las personas que cruzan la frontera, por lo que este se comprometió en realizar la entrega de equipos necesarios mañana (viernes).

“Las personas de Campo Grande (Brasil) no deben ingresar a Bolivia; se los retiene y se les dice que se vuelvan (…) si seguimos siendo flexibles en la frontera, de nada va servir la cuarentena nacional”, dijo preocupado delante de los vivientes de Puerto Suárez. (El Deber Digital)

El Diario.